jueves, 24 de agosto de 2017

NO TEMAS ūüöę, JEHOV√Ā TE RESCATAR√Ā DE LA CAUTIVIDAD - Jerem√≠as 30:10



¿Cuantas l√°grimas nos evitar√≠amos si tan solo seriamos obedientes a la Palabra de Dios? ¿Cu√°ntos matrimonios infelices se hubieran evitado si tan solo habr√≠an hecho las cosas correctas? ¿Cu√°ntos hijos abandonados y sin amor hoy vivir√≠an distinto, si solamente sus padres habr√≠an tomado decisiones seg√ļn la Palabra de Dios? Con frecuencia nos toca sufrir las consecuencias de nuestras decisiones, nuestra vida rebelde frente a la voluntad de Dios expresada en Su Palabra. Y es que a nadie le gusta que le contradigan. Preferimos a creer en "cuentos de hadas", a "creer en pol√≠ticos", al "artista de la TV", antes de creer en Dios. Y es ah√≠ donde inicia la destrucci√≥n del ser humano, cuando desobedece a Dios para obedecer a hombres.
El pueblo de Jud√° e Israel tuvieron que comer polvo, llorar y ver tanto dolor por causa de sus opresores, Dios permiti√≥ todo ello no porque los odiaba, no. Dios los amaba pero sencillamente lo que viv√≠an era fruto de la desobediencia a √Čl. Dios no se venga, no se deleita en ver sufrir al ser humano, pero es el ser humano que por gustos y placeres, por el facil√≠simo de la vida DESOBEDCE A DIOS para ir en pos de un mundo "libre" y "sin l√≠mites".
Ahora, el pueblo de Jud√° estaba viviendo esclavizada por Nabucodonosor, presos, sin libertad, tristes y dolientes. ¿Se lo merec√≠an? Con toda raz√≥n. ¿Se lo buscaron? De hecho que s√≠. ¿Habr√≠an imaginado que su vida ser√≠a tan triste? Quiz√°s no. Pero ah√≠ estaban ahora. Conscientes de que lo que viv√≠an ahora, era consecuencia de haberse apartado de la voluntad de Dios. Sin embargo, en medio del dolor, en medio del sufrimiento, en medio de la muerte y la injusticia; Dios se aparece con un mensaje de esperanza: NO TEMAS, YO LOS RESCATAR√Č de la CAUTIVIDAD. Volver√°n, descansar√°n y vivir√°n tranquilos, y no habr√° quien los espante (Jerem√≠as 30:10).
¡Qu√© maravilloso Dios tenemos! Es posible que hoy est√©s pasando por momentos terribles. No imaginaste cuan hondo pod√≠as caer. Ni siquiera imaginaste tener una deuda tan grande como la tienes ahora. ¿Te apartaste de Dios? ¿Cre√≠ste que no pasar√≠a nada? ¿Le cre√≠ste a esa persona que te jur√≥ amor eterno y hoy vives sola y triste? Vives cautivo y prosionero de las deudas, los problemas familiares, tu salud est√° deteriorada. No te mortifiques m√°s. DIOS TE RESCATAR√Ā, no importa de d√≥nde. Solo tienes que llamarlo, buscarlo de todo coraz√≥n. No temas. No dudes. Deja de llorar solo porque Dios desea consolarte con sus brazos de amor.
No importa d√≥nde est√©s. 
Que Dios te bendiga
ūüĒóCOMPARTE ūüĎćūüŹĽ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...