lunes, 28 de diciembre de 2009

EL MAL MENSAJERO TRAE MAL


“El mal mensajero acarrea desgracia; mas el mensajero fiel acarrea salud.” Prov. 13:17.


Una de la lecciones importantes de la vida es que la felicidad se conquista todos los días en el cumplimiento del deber. La literatura de la sabiduría en el mundo antiguo, estaba frecuentemente diseccionada a orientar a los embajadores en el cumplimiento del deber. La fidelidad del mensajero determinaba el éxito de la misión. Desde esta perspectiva, "el mal mensajero" mencionado en el versículo de hoy, no se refiere al mensajero que llevaba noticias tristes, sino el mensajero negligente que no cumplía bien su misión.

Supongamos que el ejército hubiese perdido la batalla. El mensajero tenía la misión de llevar esa noticia al rey. Por doloroso que pudiera ser, no podía esquivar su deber.

Cuando el hijo rebelde de David, Absalón, murió en la batalla, hubo un mensajero que se apresuró a dar las noticias al rey, pero ante la pregunta: "¿Qué pasó con mi hijo?, el mensajero dijo "no sé, mi señor, solo sé que nuestro ejército venció".

Este mensajero era un mal mensajero. Se esquivó, descuidó su deber, no cumplió su misión de manera íntegra. El texto afirma que aquel que no cumple con su deber "acarrea desgracia". En el original se da a entender que es pasible de castigo.

¿Puede haber mayor castigo para la persona descuidada que el sentimiento de no realización? Todo el mundo prospera, menos tú. Todos crecen, todos son bendecidos y tú sientes que estás siempre en el mismo lugar, asistiendo al desfile de los victoriosos.

El tema central del texto de hoy es la felicidad. Cumple tu misión y cúmplela bien. Eso es parte de una vida realizada y feliz.

¿Por qué no detenerse unos minutos para revisar hoy los tres últimos trabajos que tú realizaste? ¿Los hiciste de manera completa? ¿Los dejaste casi en el fin "porque tenías otras cosas más importantes para hacer"? ¿Qué es más importante que cumplir la misión bien cumplida, por insignificante que parezca? El trabajo bien cumplido es el mejor retrato de una persona victoriosa.

Pídele a Dios sabiduría para ver las cosas que necesitas cambiar y después* enfrenta el cumplimiento de los desafíos que la vida te presenta. Y recuerda: "El mal mensajero acarrea desgracia; mas el mensajero fiel acarrea salud".

Alejandro Bullón

miércoles, 23 de diciembre de 2009

EL DÍA SÁBADO... ¿TE GUSTA?


“La obra del cielo no cesa nunca, y los hombres no debieran nunca descansar de hacer el bien. El sábado no está destinado a ser un periodo de inactividad inútil. La ley prohíbe el trabajo secular en el día de reposo del Señor; (…) pero como Dios abandonó su trabajo de creación y descansó el sábado y lo bendijo, el hombre ha de dejar las ocupaciones de su vida diaria, y consagrar esas horas sagradas al descanso sano, al culto y a las obras santas”.El Deseado de Todas las Gentes, p. 177.
¿Qué es lo que haces los días sábados? No respondas a viva voz. Esta pregunta debes respondértela a ti mismo, pero debes ser sincero. ¿Te sientes feliz en el día de Dios? ¿Es para ti un día de alegría y oportunidad para predicar, y hacer la obra de Dios? O es simplemente un día más, un día común y aburrido porque debes ir a la iglesia y sentarte, en vez de dormir o descansar, o tal vez ganar dinero en tu trabajo.
Sabes querido hermano, si no encontramos deleite en guardar el sábado en este mundo, estamos en problemas. Nadie que no haya llegado a gozarse en el día de Dios, podrá vivir por la eternidad con Dios.
Si no te gusta el sábado, si encuentras que es un día pesado y aburrido, un día de pérdida, un día de carga. Jamás podrás ir a morar en las mansiones celestiales. La Biblia dice que en el cielo guardaremos el sábado por la eternidad (Is. 66:23), y la mensajera del Señor dice: “El pecador no podría ser feliz en la presencia de Dios; le desagradaría la compañía de seres santos (…) el cielo sería para él un lugar de tortura, ansiaría ocultarse de la presencia del Ser que es su luz y el centro de gozo”. El Camino a Cristo, p. 11.
Deléitate en el Señor, haz el bien, y gózate en el Señor.

Pr. Heyssen Cordero

viernes, 11 de diciembre de 2009

LA MEMORIA DEL JUSTO SERÁ BENDITA


“La memoria del justo será bendita; mas el nombre de los impíos se pudrirá” Prov. 10:7.

Una de las características de los proverbios es el uso de la antítesis. A través de ella el autor enseña una lección por contraste. Se presentan dos caminos, dos situaciones o dos destinos e, implícitamente, se deja la elección con el lector. En el versículo de hoy se habla del justo y del impío. ¿Qué sucederá con la memoria del perverso? El impío no toma en cuenta a Dios en sus decisiones y cuando muere "se pudrirá", afirma el texto. ¿Te atreverías tú a ponerle a tu hijo el nombre de Judas, Nerón o Hitler? Pero tú encuentras perros con esos nombres. Esto muestra que los impíos no son olvidados. Son recordados, pero con pena, con dolor, con tristeza, y a veces con amargura y rabia. En la vida, esas personas tuvieron todo lo que el ser humano aparentemente necesita para ser feliz: fama, riqueza, placer y poder. ¿Valió la pena? Quizás, sí. Desde el punto de vista humano, tal vez. Pero, ¿eso es todo? ¿La vida es apenas eso? Multitudes corren atrás de las luces fascinantes de esta vida. Gloria, fama, riqueza y poder parecen tornarse las cosas más importantes, mientras que las personas amadas quedan al lado del camino, esperando una palabra de amor, un gesto de cariño, o un poco de tiempo para sentirse importantes. La vida pasa. Cuando tú menos te das cuenta, la primavera y el verano ya se fueron, el invierno llegó y tú estás solo, lleno de dinero, poder y fama, tal vez, pero irremediablemente solo. En contraste, "la memoria del justo será bendita". ¿Por ventura, no se cuentan hasta hoy las historias de José, Daniel, Isaac y otros héroes de la fe? Necesito revisar todos los días los valores que me inspiran, necesito repensar mis motivaciones. ¿Cuánto vale la confianza de un hijo, la comprensión de la esposa o la sonrisa de un nieto? ¿Cuánto vale el mirar agradecido de alguien a quien le ofrecí un poco de mi tiempo? ¿Estás viviendo y trabajando solo para esta vida o también para la eternidad? Analiza esto, porque "la memoria del justo será bendita; mas el nombre de los impíos se pudrirá".


Alejandro Bullón www.MinisterioBullon.com

jueves, 10 de diciembre de 2009

NO ME HE SENTADO CON LOS HIPÓCRITAS

“No me he sentado con hombres hipócritas, ni entré con los que andan simuladamente.” Sal. 26:4.
Todavía me acuerdo de aquel joven alegre y lleno de vida sentado a la mesa, a la hora del almuerzo. Dieciséis años. Ojos azules y muchas ganas de vivir. Hijo único y orgullo de sus padres. El hombre de cabellos color de plata, miraba al hijo y decía: "Va a ser médico y cuando se gradúe, voy a vender la mitad de la hacienda para que tenga su propio hospital". Planes, sueños, proyectos que todo padre hace en torno del hijo amado. Tres años después volví a aquella ciudad y el padre desesperado me buscó. Su hijo estaba completamente destruido. Parecía una fiera enjaulada, amarillo, lleno de tics nerviosos, no tenía ni siquiera el coraje de levantar la cara y mirarme. -¿Que hicieron con su hijo? -le pregunté. -Fueron los falsos amigos los que lo llevaron a las drogas. Ahora, eso es lo que queda de aquel joven bonito que usted conoció un día -fue la respuesta de aquel padre, que lloraba desesperadamente.
¡Hombres "que andan simuladamente"! Esos hombres no aparecieron en el siglo XXI, ya existían en los días de David. Llegan hasta ti como que no quieren nada o tal vez diciendo que quieren tu bienestar. Conquistan tu confianza, ganan tu admiración, y cuando tú menos lo esperas, te muerden como una cobra venenosa. Y eso no sucede solo con jóvenes inexpertos. Los falsos simuladores están todos los días, en todos los lugares. En el trabajo, en la calle donde tú vives, en el colegio. David decía con convicción: "No me he sentado con hombres hipócritas, ni entré con los que andan simuladamente". ¿Y qué en cuanto a ti? Pídele a Dios que abra tus ojos para descubrir quién es falso y simulador. Pídele a Dios que ponga colirio en tus ojos para ver la diferencia entre la paja y el trigo. No te ausentes de la vida. Participa en tu comunidad. Sé amigo de todos, extiende la mano a todos. Tan solo haz como David. No te sientes con ellos, no participes en sus planes ni en sus ardides, porque ese camino, tarde o temprano, te destruirá. Hoy es un nuevo día para repensar tus valores y tus amistades. Un día para volver atrás y corregir los errores. Esa es la maravilla de todo nuevo día. Antes de iniciar tus actividades hoy, di como el salmista: "No me he sentado con hombres hipócritas, ni entré con los que andan simuladamente".
Alejandro Bullón www.MiisterioBullon.com

miércoles, 9 de diciembre de 2009

EL PLAN DE DIOS PARA MI VIDA

Porque Jehová de los ejércitos lo ha determinado, ¿y quién lo impedirá? Y su mano extendida, ¿quién la hará retroceder? (Isa. 14: 27).
El mensaje de esperanza y misericordia debe ser proclamado hasta los últimos confines de la tierra. Todo aquel que quiera puede extender la mano, asirse de la fortaleza de Dios, reconciliarse con él y obtener paz. Ya no deben quedar los paganos envueltos en oscuridad de medianoche. La lobreguez debe desaparecer ante los brillantes rayos del Sol de justicia.Cristo ha tomado toda medida necesaria para que su iglesia sea un cuerpo transformado, iluminado por la Luz del mundo, en posesión de la gloria de Emanuel. El se propone que todo cristiano esté rodeado de una atmósfera espiritual de luz y de paz. Desea que revelemos su gozo en nuestra vida. . .Cristo viene con poder y grande gloria. . . Entonces los redimidos de entre los hombres recibirán la herencia que se les prometió. Así obtendrá un cumplimiento literal el propósito de Dios para con Israel. El hombre no puede impedir que se cumpla la voluntad de Dios. Aun en medio de las manifestaciones del mal, los propósitos de Dios han estado avanzando constantemente hacia su realización (Profetas y Reyes, págs. 531, 532).

Dios mira el interior de la diminuta semilla que él mismo formó, y ve en ella la hermosa flor, el arbusto o el altivo y copudo árbol. Así también ve las posibilidades de cada ser humano. Estamos en este mundo con algún fin. Dios nos ha comunicado su plan para nuestra vida y desea que alcancemos el más alto nivel de desarrollo. . .Desea que la juventud desarrolle todas sus facultades, y que las ponga en ejercicio activo. . . Para ello consideren a Cristo como el modelo según el cual deben formarse. La santa ambición que Cristo manifestó en su vida debe moverlos a ellos también, es a saber, la de dejar mejor el mundo por haber vivido en él. Esta es la obra a la cual han sido llamados (El Ministerio de Curación, págs. 309, 310).Debéis ahora. . . relacionaros con la sociedad y la vida en una forma que responda al propósito que tuvo Dios al crearos (Mensajes para los jóvenes, págs. 33, 34).

Por. E. G. White

lunes, 23 de noviembre de 2009

Intimiad con los JUSTOS

Porque Jehová abomina al perverso; mas su comunión íntima es con los justos. Prov. 3:32.
El versículo de hoy dice que Dios trata a los rectos con intimidad. Atina Onassis, la mujer más rica del mundo, se casó no hace mucho con Alvaro Alfonso de Miranda, un deportista ecuestre brasileño. La ceremonia y el banquete fueron íntimos, solo para los amigos más allegados. Había gente que hubiera pagado cualquier suma de dinero para conseguir una invitación, y poder decir después que pertenecía al círculo íntimo de la famosa pareja. ¿Quién no se sentiría halagado sabiendo que pertenece al círculo íntimo de una celebridad?Dios también tiene su círculo íntimo formado por sus favoritos, y esto no es injusticia. Injusto sería si él escogiese quiénes serán sus favoritos. Pero Dios no los escoge. Son las personas las que escogen vivir una vida de sabiduría y rectitud, y como resultado de esta decisión ingresan al círculo íntimo del Señor.En el versículo de hoy, el Rey del universo, el Creador de los cielos y de la tierra, invita a todos los seres humanos a formar parte de ese círculo. La rectitud es “la invitación” que todos deben presentar para poder ingresar. Rectitud, no como fruto del esfuerzo humano o de la disciplina interior, sino como resultado de escoger voluntariamente formar parte de aquellos que buscan a Jesús.En la Bíblia nunca se presenta la rectitud, la buena conducta o la santidad, como el resultado de la autodisciplina. Los frutos humanos son de plástico, artificiales. Son imitaciones baratas, remedos grotescos que satisfacen solamente el ego desequilibrado de la criatura.En la Biblia , la santidad es el resultado del compañerismo diario con Jesús. Jesús es quien perdona, transforma y conduce al pecador, sacándolo del polvo y llevándolo finalmente a reflejar su carácter.En aquel día, cuando los ángeles, en la puerta del salón de fiestas del reino de los cielos, vean aproximarse a alguien del círculo íntimo de Dios, no necesitarán siquiera pedirle la invitación. El rostro les será familiar, la persona conocida, porque todos los días separaba tiempo para orar y meditar en la Palabra de Dios.En contrapartida, el Señor “abomina al perverso”, dice el versículo de hoy y perverso es el hombre que siempre anduvo en sus propios caminos, sin tener consideración de los consejos divinos.Hoy puede ser un día de intimidad con Jesús. Anda con él por los caminos que la vida te presenta hoy y recuerda: “Porque Jehová abomina al perverso; mas su comunión íntima es con los justos”.

Pr, Alejandro Bullón

jueves, 19 de noviembre de 2009

PORQUÉ PODEMOS CONFIAR EN EL DON PROFETICO HOY?

Crónicas 20:20 – “Cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Mientras ellos salían, Josafat, puesto en pie, dijo: ‘Oídme, Judá y habitantes de Jerusalén. Creed en Jehová, vuestro Dios y estaréis seguros; creed a sus profetas y seréis prosperados’”. (NRV)

INTRODUCCIÓN
Josafat vivió durante el reinado de Acab, como rey de Judá, el reino del norte de Israel. Llevó al pueblo de Judá a hacer reformas que significaron su retorno a la adoración genuina a Dios. A Satanás jamás le agradan tales esfuerzos, siendo así, un gran ejército de los pueblos vecinos de Judá unió fuerzas para atacarlos por el sur.

La Biblia nos dice que “Josafat tuvo miedo y humilló su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá” (2 Crónicas 20:3). La Biblia registra su oración sincera y conmovedora ante el pueblo y añade que todos los de Judá – hombres, mujeres y niños – “se pusieron en pie ante el Señor” (v 13) con sus necesidades y angustias.

Entonces por el Espíritu de Profecía, el Señor habló por medio de un levita llamado Jahaziel. ¿Cuál fue su mensaje? "No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios” (versículo 15). Y añadió: “…salid mañana contra ellos, porque Jehová estará con vosotros” (versículo 17). Con este mensaje profético alentador, Josafat reunió al pueblo al día siguiente exhortándolos con las palabras que leemos hoy en las Escrituras, “Creed en Jehová, vuestro Dios y estaréis seguros; creed a sus profetas y seréis prosperados” (versículo 20). Salieron alabando a Dios, y Dios peleó la batalla en su lugar, dándoles una gran victoria. También es importante para nosotros seguir el consejo de Josafat – de creer en Jehová nuestro Dios, y creer en sus profetas. Principalmente, este llamado nos hace creer no solo en Dios, sino en su Palabra, la Biblia, donde muchos de sus profetas dejaron registrados sus mensajes. Pero también nos llama a creer en todo profeta genuino que Dios ha enviado. La Biblia nos dice que la profecía es uno de los dones espirituales que Dios otorgó a la iglesia, “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, al hombre perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Efesios 4:13). Ya que no hemos llegado a este punto, seguimos necesitando los dones, incluyendo el don de profecía. Apocalipsis 12:17 nos dice que la iglesia de Dios de los últimos días en la tierra no solamente será un pueblo que "guardará los mandamientos de Dios", sino que "tendrá el testimonio de Jesucristo”. Apocalipsis 19:10 dice que “el testimonio de Jesús es el espíritu de profecía”, el Espíritu Santo en su papel de traer la profecía al pueblo de Dios. Siendo así, es de esperarse que el verdadero don de profecía sea encontrado entre el pueblo de Dios de los últimos días.

Los Adventistas del Séptimo Día creen que Dios les dio ese don por medio del ministerio profético de Elena de White. Como adventistas también creemos que Dios no está restringido a una sola voz profética. Si él lo desea, puede levantar a otros.

Necesitamos “creer en sus profetas”, pero ¿cómo podemos saber que esa persona que dice tener el don profético es una mensajera verdadera de Dios? Después de todo, Jesús nos aconsejó “Guardaos de los falsos profetas” (Mateo 7:15).

La Biblia nos ofrece ciertas pruebas o test para evaluar a los que declaran que Dios habla por medio de ellos. Nosotros ya le aplicamos estas pruebas a Elena de White, y debemos aplicarlas en otros que afirman tener el don de profecía.

Hoy daremos una mirada a algunas de las formas en las cuales Elena de White es probada con la Biblia como un profeta verdadero, y esto nos ayudará a ilustrar lo que deberíamos buscar cuando surjan otros con clamor similar. ¿Qué pruebas tenemos en la Biblia para un Profeta Verdadero? En la Biblia se describen cuatro grandes pruebas.


I. De acuerdo con las Escrituras
Isaías 8:20 “¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido”. Dentro de este contexto, esto se refiere a recibir comunicación de un área sobrenatural. El mensaje de los profetas verdaderos de Dios hoy, que afirman estar hablando en su nombre, debe estar de acuerdo con la ley de Dios y con el testimonio profético de toda la Biblia. Esta es una de las cosas que más impresiona sobre los escritos de Elena de White. Ellos exaltan la Biblia y confirman sus enseñanzas, incluyendo aquellas más ignoradas o rechazadas por el mundo cristiano. Ellos llaman a las personas a obedecer la ley de Dios, y enseñan que es Cristo y no el guardar la Ley lo que los salva. Esos escritos están llenos de referencias sobre la Palabra de Dios y desarrollan el respeto y el amor del lector por la Biblia. Superan la primera prueba – están de acuerdo con la Escritura.


II. Predicciones Cumplidas.
Deuteronomio 18: 21, 22. “Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él”. Esto nos dice que las predicciones del verdadero profeta se cumplirán. La Biblia también nos indica que algunas profecías de Dios dadas a través de sus profetas son condicionales y no se cumplirán si las personas o las condiciones cambian (ver Jeremías 18:7-10 y el libro de Jonás). Sin embargo una predicción cumplida es una prueba, y deberíamos esperar ver el cumplimiento de las predicciones en el trabajo de un profeta verdadero, aunque predecir el futuro no sea necesariamente su función principal. Elena de White no es conocida esencialmente por predecir el futuro, aunque lo haya hecho con increíble precisión. Su ministerio estuvo centrado en orientar y ayudar a la iglesia remanente a cumplir su misión. Sin embargo, hay algunas de sus predicciones que han sido cumplidas y otras que están en el proceso de ser una realidad, mientras otras permanecen esperando su cumplimiento. Aunque un amplio número de sus predicciones cumplidas esté relacionado con el movimiento Adventista del Séptimo Día y su obra, algunos de esos eventos son a nivel mundial. Por ejemplo, en 1890, cuando los teólogos de la época estaban enseñando que el mundo estaba mejorando y que el milenio de paz se estaba acercando, cuando profesores que defendían la evolución afirmaban que el hombre estaba evolucionando para mejor, Elena de White escribió que “La tempestad se avecina”, y que, entre otras cosas, “Miles de barcos serán arrojados a las profundidades del mar. Armadas enteras se hundirán, y las vidas humanas serán sacrificadas por millones. Estallarán incendios inesperadamente y no habrá esfuerzo humano capaz de extinguirlos” (Mensaje para los Jóvenes, pág. 87). Estos y otros terribles eventos que ella mencionó comenzaron a suceder cerca de 25 años más tarde, en la Primera Guerra Mundial, y tuvieron cumplimiento mayor en la Segunda Guerra Mundial. Otro cumplimiento de la profecía en nuestra época puede ser visto en el hecho de que el protestantismo en Estados Unidos tomó la iniciativa de reparar la brecha entre los dos grupos religiosos – católicos y protestantes. En el siglo 19, Elena de White escribió: “Los protestantes de los Estados Unidos serán los primeros en tender las manos a través de un doble abismo al espiritismo y al poder romano; y bajo la influencia de esta triple alianza ese país marchará en las huellas de Roma, pisoteando los derechos de la conciencia”. (El Conflicto de los Siglos, pág. 645). Hace 50 o 60 años, eso sería algo impensable y absurdo, sin embargo, el 12 de noviembre de 1997, sucedió algo inesperado. Según lo relatado en la revista Cristianity Today (El Cristianismo Hoy), por primera vez en 450 años, protestantes evangélicos y católicos romanos llegaron a un acuerdo mutuo sobre su comprensión con respecto a la salvación. Fue publicado un documento denominado “El Don de la Salvación”, en el cual era expresado el acuerdo teológico entre católicos y protestantes en relación a ese tema fundamental que los había dividido por tanto tiempo. Ese documento fue firmado por dieciséis líderes católicos y diecinueve importantes líderes protestantes de varias iglesias e instituciones[1]. Existen otros factores que podríamos mencionar, pero lo que deseamos enfatizar aquí es el hecho que Elena de White profetizó eso en la década de 1880, cuando tal unión parecía imposible.


III. Reconocimiento de la Encarnación de Cristo
(1 Juan 4:1, 2). “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios”. Es importante mencionar que esa declaración es mucho más que una simple confesión de la humanidad de Cristo. Es el punto clave de la divergencia sobre Jesús para las creencias paganas de aquellos días, y entonces Juan lo enfatizó. Sin embargo, el principio por detrás de esa declaración es que el verdadero profeta hablará la verdad sobre Jesús. Esto involucra defender la preexistencia de Cristo, su divinidad, encarnación, vida sin pecado, sacrificio expiatorio, resurrección, ascensión, ministerio sacerdotal y su segunda venida. Es un hecho conocido que en el libro El Deseado de todas las gentes, entre otros escritos, Elena de White exaltó todos los aspectos de la obra de Cristo, llevando al lector a una relación profunda y personal con el Salvador. El Deseado de todas las gentes presenta la vida de Jesús, sus enseñanzas, su carácter y su naturaleza divino-humana de manera extremadamente cautivante y persuasiva. Si usted no leyó el libro recientemente, ciertamente tendrá un deleite espiritual –mejor dicho, un banquete espiritual– reservado en sus páginas.


IV. Producir Buenos Frutos
(Mateo 7:15, 20) “Guardaos de los falsos profetas… por sus frutos los conoceréis”. Jesús nos dijo que una prueba importante del don profético son sus frutos. ¿Qué tipo de frutos podemos ver en la vida de la persona que afirma ser un profeta? No esperamos perfección en ningún ser humano, pero debemos ver una vida comprometida con Dios y centrada en él y en su obra en la tierra. Y, además de la persona que afirma tener el don profético, ¿qué tipos de frutos encontramos en la vida de aquellos que siguen las enseñanzas de esa persona? ¿Siguen las Escrituras? La vida de esas personas ¿demuestra un crecimiento en su semejanza a Jesús? ¿Tienen sus seguidores el mismo interés de Jesús – ganar el mundo perdido para él? ¿Qué tipo de frutos encontramos en el ministerio de esas personas? Una investigación entre los adventistas del séptimo día, realizada en la década de 1980, demostró una diferencia distintiva entre aquellos que eran lectores regulares de los escritos de Elena de White y aquellos que no lo eran. Los que eran lectores asiduos estaban más seguros de su salvación, más involucrados en el testimonio, tenían una visión más positiva en relación a su iglesia y demostraban otros “frutos” importantes[2]. La Sra. Elena White también reveló los frutos de un cristianismo genuino en su vida personal, según testificaron sus vecinos y otros que la conocieron personalmente. Además, podemos ver frutos de su ministerio en la vida de la iglesia. Desde el inicio del ministerio profético de la Sra. White, entre 1844 y 1915, por lo tanto, por más de 70 años, vemos las evidencias y los resultados de la orientación divina en la Iglesia Adventista, los cuales permanecen hasta hoy. En los primeros años, sólo había un pequeño grupo de creyentes, pero su consejo y dirección ayudaron a la iglesia a crecer, alcanzando hoy el número de 16 millones de miembros bautizados. Su orientación en el área de la salud resultó en el establecimiento de 168 hospitales y clínicas mantenidos por la Organización Adventista alrededor del mundo, además de innumerables instituciones que actúan a través de ministerios que se mantienen en forma particular. La visión de Elena de White en cuanto a la obra de Publicaciones también llevó a la iglesia a dar inicio a ese ministerio. El cual surgió “de la nada” y cuenta actualmente con 62 casas editoras alrededor del mundo, imprimiendo en 892 idiomas y dialectos. La Iglesia Adventista, que tuvo su inicio en la región noreste de los Estados Unidos de América, con algunas pequeñas iglesias, está establecida hoy en 201 de los 230 países del mundo. El consejo de Elena de White en el área de educación orientó a la iglesia a fundar sus propias escuelas. Hoy la iglesia tiene cerca de 7.500 escuelas en funcionamiento en todo el mundo, desde escuelas básicas hasta grandes universidades[3]. Todo ese crecimiento y muchos otros existen gracias a la dirección divina que fue dada a una persona especial. Teniendo en consideración su limitada educación académica y la precaria condición física que tenía, queda claro que nada de eso sería posible, si no fuese por la gracia divina actuando en ella. Podemos confirmar, realmente, que las pruebas bíblicas para un verdadero profeta fueron cumplidas en el ministerio de Elena de White. Sin embargo, actualmente algunos critican e incluso se burlan de la Sra. White, llamándola como “esa vieja”, creyendo que es un obstáculo que impide a la iglesia “tener una representación más relevante” en nuestra sociedad. Parecen avergonzarse de su ministerio. Felizmente, en relación a los miembros de iglesia, ellos no son un gran número. Sin embargo, algunas veces pueden influir para que otros se vuelvan reacios y desconfíen de sus escritos. Esa es una triste verdad, pues hay grandes bendiciones a ser encontradas en la lectura de esos libros, bendiciones que perdemos cuando los ignoramos. Y esas bendiciones son grandes evidencias de que Dios concedió un don genuino a través del ministerio de Elena de White. Aquellos que lean esos escritos sincera y atentamente, verán muchas cosas sucediendo. Inclusive algunos de ustedes que ya hicieron esos descubrimientos y entendieron que…


1. Los escritos de Elena de White llevan a las personas a acercarse más a Dios. Muchos aseguraron que esos escritos les dieron consuelo y vigor. Esos escritos han sido los medios por los cuales recibieron fuerzas para seguir cumpliendo la voluntad de Dios en su vida. Algunas veces, al estudiar los libros y artículos escritos por ella, las enseñanzas y amonestaciones que allí se encuentran, llegan a agitar su estado de complacencia o ideas cultivadas. Sin embargo, pueden testificar que recibieron una gran bendición espiritual al leer sus escritos. Pudieron conocer mejor a Dios. Sus escritos les dieron motivación para servir al Maestro y dedicar todo lo que tienen y lo que son a su servicio.


2. Los escritos de Elena de White nos ayudan a amar y entender la palabra de Dios. Aunque Elena de White no haya escrito libros y comentarios sobre la Biblia, ella escribió mucho sobre los temas bíblicos con una profundidad realmente impresionante. Sus principales libros que tratan temas importantes de las Escrituras son: La Serie Conflicto de los Siglos (Patriarcas y Profetas, Profetas y Reyes, El Deseado de todas las gentes, Hechos de los apóstoles y El gran conflicto), El discurso maestro de Jesucristo, Lecciones prácticas del gran Maestro y la primera parte de El ministerio de curación. Estos libros, y otros provenientes de sus escritos, proporcionan ayuda espiritual para conocer mejor a Dios y para demostrar un amor más profundo por él, dándonos conocimiento más amplio de los planes de Dios para este mundo, su iglesia y en relación a nosotros mismos. Cuando estudiamos su Palabra, aprendemos a amarla y también a amar a Dios, quien nos la reveló. En ella encontramos palabras de vida para nuestra edificación. Al señalarnos repetidamente los temas y enseñanza de la Palabra de Dios, los escritos de Elena de White nos estimulan a hacerla nuestra fuente de estudio y mejoran nuestra comprensión y apreciación en relación con las Escrituras.


3. Los escritos de Elena de White nos ayudan a encontrar las respuestas y enfrentar las dudas. Aún joven, cuando vivía en su tierra natal, Armando[4] recibió su educación inicial de profesores evolucionistas y marxistas. El sufrimiento y la muerte eran temas difíciles de entender. Sin embargo, cuando comenzó a estudiar los libros de Elena de White, éstos derramaron rayos de luz que aclararon todas sus dudas y le ayudaron a entender cuál era el centro de la gran controversia entre Cristo y Satanás. Luego se hizo adventista del séptimo día. Años más tarde, mientras hacía su doctorado en la Universidad de Andrews, entendió que el tema de la gran controversia es una importante contribución de Elena de White al mundo teológico. Aunque otros hayan reconocido y entendido ese tema, nadie lo presentó de forma tan profunda y clara como Elena de White lo hizo, iniciando con el problema de la entrada del mal en el cielo y siguiendo a través del tiempo hasta llegar al reino eterno de Dios, en el futuro. Esa es una revelación de origen divino para el pueblo remanente, la cual proporciona una comprensión más clara de la solución proporcionada por Dios para el problema del pecado. Los escritos de Elena de White han sido fuente de ayuda y de apoyo para enfrentar las dudas y preguntas que muchos han encontrado en la vida cristiana. Incluso cuando no podemos encontrar respuesta a algunas de nuestras preguntas, puede darnos confianza para creer en la dirección de Dios y en su revelación en cuanto a esos temas. Es por la gracia de Dios que nos es concedido ese extraordinario don, que nos guía e ilumina el camino que debemos seguir. ¡Agradezcamos a Dios por ese don maravilloso!


4. Los escritos de Elena de White ofrecen consejos que son de gran ayuda en la vida cristiana. En libros como El camino a Cristo y El discurso maestro de Jesucristo, encontramos enseñanzas valiosas sobre cómo llegar a ser verdaderos cristianos y cómo vivir una vida de compromiso con el Salvador. El camino a Cristo especialmente, ha llevado a miles de personas al conocimiento de la salvación en Jesús y les ha mostrado cómo vivir la vida cristiana. Libros como Servicio cristiano, Obreros evangélicos y Evangelismo han ayudado tanto a los pastores como a los obreros voluntarios a compartir su fe. El libro El ministerio de curación y Consejos sobre salud contienen las principales instrucciones de Elena de White sobre la vida saludable, beneficiando a muchos y ayudándolos a obtener más salud, vigor y una vida más larga. El hogar adventista y Conducción del niño presentan valiosos consejos para mantener nuestros hogares más felices y centrados en Cristo. En muchas otras áreas de la vida, los escritos de Elena de White indican el camino hacia un estilo de vida que no sólo satisface todas nuestras necesidades, sino que también honra a Dios y llega a ser una bendición para otros. Aquellos que han dado a esos escritos el lugar correcto en su vida pueden decir hoy como Josafat: “Creed en Jehová, vuestro Dios y estaréis seguros; creed a sus profetas y seréis prosperados” (2 Crónicas 20:20)


CONCLUSIÓN
Siendo así, podemos creer que Elena de White fue inspirada por Dios por las siguientes razones:

1. Ella llena todos los requisitos bíblicos de un verdadero profeta.

2. Tenemos evidencias del valor y consideración que Dios dio a su ministerio debido a:

a. Sus mensajes oportunos para la iglesia, para los líderes y también para los miembros.

b. Su influencia positiva al ayudar a la iglesia a involucrarse en áreas como salud, educación, publicaciones y misiones, entre otras.

c. Sus instrucciones específicas y avanzadas en el tiempo en muchas áreas de la vida, tales como nutrición, salud y educación, que indican su divina inspiración.

d. Y no menor es el impacto que ella ha causado en la vida de tantas personas. Sus escritos han llevado a millones a amar profundamente a Dios y a desarrollar un mejor servicio para su Iglesia y sus semejantes.


Por lo tanto, alabemos a Dios porque él nos concedió ese especial “don de luz”, para darnos la seguridad de que así como “Por medio de un profeta, Jehová hizo subir a Israel de Egipto, y por un profeta fue guardado” (Oseas 12:13), de la misma manera él nos guiará hasta que entremos en nuestra patria celestial.


El Dr. Armando Juárez, nació en México, sirvió a la Unión Mexicana por 25 años en las áreas pastoral, administrativa y como profesor en la Facultad de Teología. También sirvió a la editora Pacific Press como editor de la Revista Adventista y editor asociado de la revista El Centinela. Desde el 2003, ha servido como coordinador para el ala hispana en la Asociación Nevada-Utah. Él y su esposa Dámaris tienen 3 hijos adultos.


REFERENCIAS:

[1] Christianity Today, Evangelicals and Catholics Together: A New Initiative”, por Timothy George, 8 de diciembre de 1997, p. 34, 35. El documento “The Gift of Salvation” (El Don de la Salvación), aparece en las páginas 35-38.

[2] Para una descripción de la investigación y sus resultados, ver Roger L. Dudley and Des Cummings, Jr., “Who Reads Ellen White:” – Revista Ministry, octubre de 1982, p. 10-12.

[3] Datos obtenidos del Statistical World Records of the Seventh-day Adventist Church, 4 de marzo de 2009, en http://www.adventist.org/world_church/facts_and_figures/index.html.en. [4] Dr. Armando Juárez, autor de este sermón.
Por Dr. Armando Juárez. Director para el Área Hispana, Asociación Nevada-Utah, EUA

lunes, 16 de noviembre de 2009

SI CAES, ¡LEVÁNTATE...!

Este mundo es un mundo en guerra. No hablo de guerras entre naciones. Este mundo vive un conflicto espiritual de consecuencias eternas. Hay un acusador que trata de desfigurar el carácter de Dios. Lo presenta como un Dios tirano, cruel, intransigente, que no se preocupa por sus criaturas. Otras veces lo proyecta como un Dios complaciente, permisivo y sin personalidad, simple energía o fuerza motivadora. Miles de seres humanos aceptan fascinados este tipo de ideas. Compran libros, discos y videos. Asisten a seminarios y participan de congresos donde Dios no es más que una idea generadora de la vida, y nada más.

Cuando ese tipo de estrategia no le da resultado, el enemigo persigue. En el libro de Proverbios, Dios hace una advertencia a todos los instrumentos humanos que se atreven a atacar a los que confían en el Señor. “Oh, impío, no aceches la tienda del justo, no saquees su cámara”, dice el versículo 15, y después viene el texto de hoy: “porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; mas los impíos caerán en el mal”.

Esta es una de las más extraordinarias promesas de la Biblia. Tus enemigos pueden hacer lo que quieran para destruirte. Pueden echar mano del fraude, la mentira, la intriga o la violencia. Pueden herirte. Destruirte, jamás. Siete veces puedes “besar” la lona, pero si confías en Jesús, las siete veces te levantarás, hasta que ellos no tengan más fuerzas para continuar atacándote. Es verdad que hay momentos en que la flecha enemiga penetra cerca del corazón. Yo sé que hay momentos en que humanamente tú sientes que no tienes ya fuerzas para resistir. Todo parece oscuro. El temor invade tu corazón. En esos momentos, levanta los ojos hacia Jesús. Quien confía en él, nunca está derrotado. El venció a la misma muerte. Salió de la tumba y silenció las carcajadas del enemigo para siempre. Este dolor va a pasar. Esta tormenta es pasajera. Ya viene el sol de un nuevo día, no desesperes, no desistas. Pronto, muy pronto, tus enemigos serán puestos por estrado de tus pies.

¿Has caído hoy? ¿Esta semana fue toda una cruda realidad? ¿Por qué no vas hoy mismo a Jesús y en su nombre te levantas?

Pr. Heyssen Cordero


jueves, 12 de noviembre de 2009

¿PARA QUÉ IR A LA IGLESIA?


Después lo halló Jesús en el Templo y le dijo: "Mira, has sido sanado; no peques más para que no te suceda algo peor". S. Juan 5:14.

El paralítico del estanque de Betesda acababa de ser curado y miró a su alrededor para agradecer a quien había hecho ese milagro en su vida, pero Jesús ya no estaba allí, "porque... se había apartado de la gente que estaba en aquel lugar" (vers. 13). Así sucedían las cosas con Jesús. Su misión era llevar la atención de los hombres a su Padre. Hacía lo que tenía que hacer y desaparecía sin esperar aplausos, ni homenajes, ni conmemoraciones, porque sabía que a nosotros, los seres humanos, nos gusta hacer ídolos de barro. Olvidamos al Salvador e idolatramos al instrumento humano. Jesús dejó aquí una lección para todos nosotros.
El versículo de hoy dice que "después lo halló Jesús en el Templo". Aquí hay un pensamiento profundo que necesitamos entender. El paralítico no fue al templo para ser curado. El fue curado por Jesús. La iglesia no tiene poder para salvar. Ningún ser humano debe pertenecer a una iglesia pensando que ese es el medio de salvación. El paralítico fue al templo para alabar el nombre de Dios por haber sido curado. Allí se encontró con Jesús y pudo decirle: "Muchas gracias, Señor; alabo tu nombre porque me salvaste".

¿Para qué vas a la iglesia? ¿Para servir o para ser servido? Sabes querido hermano, no todos los días verás la luz del día. Llegará uno, solo uno, y no sabes qué día será en que tus ojos dejarán de ver la luz de los rayos solares. ¿Estás preparado para descanzar en paz? Cumple tu ministerio. Por favor…!

Pr. Heyssen Cordero

miércoles, 4 de noviembre de 2009

¿Por qué Defender la Libertad Religiosa?


Buinaksk, Dagestan, Rusia
El 2 de marzo de 1997, dos adventistas del séptimo día – Gadzimurat y Tatyana Gadziyev – que vivían en Buinaksk, Dagestan, Rusia, fueron encarcelados y torturados.
ü Dos días después, una multitud de 5.000 fanáticos se juntó en la plaza central de la ciudad. Llegó un auto con una pareja. Un hombre les roció gasolina y los prendió fuego. La multitud gritó aprobando. La TV local grabó este hecho asustador.
ü Gadzimurat fue acusado por el asesinato de una niña de 12 años de edad.
ü No había evidencia ni pruebas – apenas ejecución sumaria por una multitud.
ü ¿Por qué? Gadzimurat era un ex musulmán que se había hecho adventista.
ü Los fanáticos religiosos de Buinaksk pensaban que hablaba demasiado sobre su nueva fe.
ü El fuego de la intolerancia religiosa y la violencia habían extinguido la libertad religiosa. ¡Qué crimen horrible!

Orissa, India
Agosto de 2008, extremistas hindúes atacaron una escuela adventista en Jeypore, Orissa, India en un reciente ataque violento a los cristianos.
No hay muertes registradas en la escuela.
ü La onda de violencia se manifestó después que atacantes no identificados mataron a un líder religioso hindú y cuatro personas más.
ü Los hindúes están acusando a los cristianos por las muertes, mientras que el gobierno indiano atribuye lo ocurrido a rebeldes maoístas.
ü Paka Jesurathnam, dirigente adventista en Orissa, relató que posiblemente miles de casas y treinta templos adventistas, fueron destruidos o atacados por vándalos: “Evaluar la real pérdida de vidas y propiedades, residencias y locales de culto, es imposible en este momento". "Oír ... relatos de las personas, provocan dolor en nuestros nervios y hace secar nuestra sangre".
ü Posiblemente, se calcula unos 50.000 cristianos de la región de Kandhamal, en el Estado de Orissa, están esparcidos por los siete campamentos de refugiados dirigidos por el gobierno y por la selva circundante,
ü Extremistas hindúes fueron acusados de decapitar a un pastor adventista en agosto 2008. Samuel Naik, pastor de la Iglesia Adventista de Phulwani y su madre, fueron asesinados durante la violencia anticristiana que dominó esa región de la India.
ü Había por los menos 27 adventistas muertos por la violencia en la región oriental indiana de Orissa, a fines de agosto.


¿Por qué nosotros como iglesia defendemos la libertad religiosa?
Porque cada vez más su efímera existencia está amenazada.
Todos los días en algún lugar del mundo, nos enteramos que centenas cristianos son perseguidos. Solamente Dios sabe el número exacto.
Muchos miles de cristianos y no cristianos pierden sus vidas simplemente porque creen en algo diferente que la mayoría o porque no tienen ningún sistema de creencias.

ü ¿Es un crimen no creer lo mismo que la mayoría?
ü ¿Es un crimen observar el sábado como día religioso de descanso?
ü ¿Es un crimen no ir a la iglesia, a la sinagoga o a la mezquita?
ü Algunos gobiernos contestarán que sí. ¡Algunas personas contestarán “sí”. Extremistas religiosos de cada lado contestarán “¡sí, es un crimen!”.
ü Esos que responden “sí” son parte de la amenaza más peligrosa a la libertad religiosa hoy día.

La libertad religiosa también es amenazada por personas religiosas.
Mark Twain escribió: “El hombre es un animal religioso. Es el único animal que ama a su prójimo como la sí mismo y corta su garganta si su teología no es correcta”.

ü ¿Somos personas raras si defendemos la libertad religiosa?
ü ¿Somos malos ciudadanos?
ü ¿Somos opuestos a lo que es correcto?
ü ¿Estamos intentando destruir nuestro país?
ü No. Al defender y proteger la libertad religiosa somos fieles a aquellos que luchan por los derechos humanos.

LIBERTAD ES UNA DÁDIVA MUY DÉBIL

Tenemos que protegerla todos los días y en todos los lugares.
El apóstol Pablo no hesitó en usar la ley para proteger su derecho de predicar el evangelio. Pablo fue encarcelado en Jerusalén. El comandante romano decidió azotarlo. Pablo dijo: “¿Os es lícito azotar a un ciudadano romano sin haber sido condenado?” (Hechos 22:25). Él conocía sus derechos. La libertad religiosa es un derecho humano fundamental.

Al defender la libertad religiosa, somos leales a la Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (DDHNU) que declara en el Artículo 18: “Todo ser humano tiene derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o creencia”. (¿No sería importante que esta parte entre en el texto también? Vea la continuación del artículo 18: “y la libertad de manifestar esa religión o creencia, por la enseñanza, por la práctica, por el culto y por la observancia, en público o en particular.”)
U Thant, tercer Secretario General de las Naciones Unidas, hizo este comentario sobre la DDHNU: “Este es un pre-requisito esencial para la paz en casa y en el mundo”.

Los ciudadanos americanos que defienden la libertad religiosa son fieles a sus fundadores, a la Constitución, a la Primera Enmienda, y a la paz y derechos humanos. Al actuar así, defienden lo mejor de la civilización, el derecho de conciencia y la dignidad del ser humano. Esto significa que el individuo no es propiedad de un Estado, una iglesia o una organización. Él o ella tienen el derecho de escoger de acuerdo con su conciencia.

Eso debía ser suficiente para que usted y yo defendamos la libertad religiosa. Estas son buenas razones para todos los que creen en la necesidad de defender este derecho fundamental. Pero como un adventista del séptimo día, tengo algunas razones más profundas.

¿POR QUÉ LOS ADVENTISTAS DEFIENDEN LA LIBERTAD RELIGIOSA?

La libertad religiosa es un don de Dios. Dios creó hombres y mujeres con la habilidad de escoger. ¡Era arriesgado! ¿Por qué Él hizo eso? Porque nos ama. Porque quiere tener una relación de amor con nosotros. Dios nos da ese don de amor, el derecho de escoger, el derecho de decir “sí” o “no”.

Moisés respetó este derecho. En su último discurso le dijo al pueblo de Israel: “elije pues, la vida, para que vivas, tú y tu descendencia” (Deut. 30:19). Josué dijo lo mismo: “escoged hoy, a quien sirváis. ...Yo y mi casa serviremos al Señor” (Josué 24:15). Jesús nos dice a cada uno de nosotros: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.” (Apoc. 3:20). La libertad es un don de Dios y la libertad religiosa es el feliz efecto de este don. Yo lo recibí y tengo que compartirlo y protegerlo.

Somos fieles a nuestra historia. La libertad religiosa es un don proveniente de nuestros pioneros. Ellen G. White escribió varias declaraciones muy importantes sobre libertad religiosa. Endosó la posición de Roger Williams cuando dijo: “todo hombre tendría libertad para adorar a Dios según el dictamen de su propia conciencia”. El Gran Conflicto, P. 294

El 21 de junio de 1889, nuestros pioneros fundaron la Asociación de Libertad Religiosa Nacional. Firmaron una Declaración de los Principios que incluía: “Creemos que es lo correcto y que debe ser el privilegio de todo hombre adorar de acuerdo a lo que dicta su propia conciencia”. Cuatro años después, fundaron la Asociación Internacional de Libertad Religiosa. Hoy IRLA, organiza congresos mundiales, simposios internacionales y seminarios sobre libertad religiosa.
Aportamos significativamente con la misión profética de la iglesia. Necesitamos libertad religiosa para cumplir nuestra misión. La misión que Jesús nos dio es: “Id y haced discípulos de todas las naciones”. Más de seis mil millones de personas actualmente viven en nuestro planeta. Adventistas del séptimo día bautizados son solamente 15 millones. Para esparcir las semillas de esperanza que necesitamos de libre acceso al campo, debemos mantener las puertas abiertas. Necesitamos trabajar con los cuatro ángeles que están conteniendo los vientos devastadores de guerra. Recuerde, la persecución no ayuda al evangelismo. La persecución acaba con el evangelismo.

Es un mito creer que la persecución mejorará nuestras oportunidades y capacidad de cumplir nuestra misión. Para evangelizar el mundo con éxito necesitamos libertad religiosa.

Debemos ser fieles a la visión de nuestros pioneros. La visión de nuestros pioneros aparece como un bello rayo de sol en un cielo tempestuoso. Es la respuesta a la persecución. Ellen G. White escribió: “La bandera de la verdad y de la libertad religiosa desplegada por los fundadores de la iglesia evangélica y por los testigos de Dios durante los siglos transcurridos desde entonces fue, en este último conflicto, confiada a nuestras manos”. (Los Hechos de los Apóstoles, pp. 68-69).

Imagine dos movimientos opuestos. De un lado se encuentran restricciones y persecuciones. Del otro lado está un pueblo religioso defendiendo la libertad de religión. Ni una ni dos, sino personas de todas las naciones, razas e idiomas están levantando altamente la bandera de la libertad religiosa. Esto impresionará a la elite de todas las tierras. Impresionará a los líderes del gobierno y líderes religiosos. Impresionará al simple creyente y atraerá lo mejor de toda la humanidad.

Nos preguntarán: “¿Por qué están haciendo esto? ¿Cuál es su interés?” Y su respuesta será: “Estamos defendiendo sus derechos porque creemos y servimos al Dios que nos dio estos derechos”. Este será un tremendo testimonio para el mundo.

¿Por qué están haciendo esto? Es la pregunta que el corresponsal de la revista Christianity Today (Cristianismo Hoy) hizo. Este notorio periódico publicó un excelente reportaje sobre el 4º Congreso Mundial de Libertad Religiosa realizado en Río de Janeiro. El informe hizo mención positiva de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.
¿Por qué están haciendo esto? Es la pregunta hecha por el Ministro de la Justicia de Brasil que habló en la apertura del congreso. Es la pregunta hecha por el Arzobispo de Río de Janeiro.
La primera pregunta es siempre: “¿por qué los adventistas del séptimo día están prontos para defender la libertad religiosa de no adventistas?” Las personas se sorprenden y quizá desconfíen que tengamos una razón secreta. Pero cuando defendemos el principio de la libertad religiosa estamos haciendo lo que creemos. Esto nos da credibilidad y abre muchas puertas. No hay secreto. Nuestra posición con respecto a libertad religiosa es transparente.


UNA INVITACIÓN PARA DEFENDER LA LIBERTAD RELIGIOSA

Defendemos la libertad religiosa porque está amenazada; es un derecho humano fundamental reconocido, un don de Dios, un regalo de nuestros pioneros; es nuestra historia, nuestra identidad, nuestra misión profética. Es por eso que estamos defendiendo esta causa noble y usted puede ayudar.

Sin la ayuda de Dios y su apoyo, seremos apenas espectadores en esta batalla. El Señor encontrará otros discípulos para hacer el trabajo. Perderemos la única oportunidad de presentar este don de Dios al mundo.
Por favor:
ü Apoye la Asociación Internacional de Libertad Religiosa;
ü Apoye a los que están defendiendo esta importante causa;
ü Practique los principios de libertad religiosa en su vida diaria;
ü Agradezca a Dios por la libertad que usted tiene y ore por los que son perseguidos.
Somos hijos e hijas de Dios, discípulos de Jesús; somos cristianos, adventistas del séptimo día.
ü No podemos asistir mientras personas son masacradas, mujeres son violadas y niños son esclavizados, simplemente porque no tienen la religión esperada o no tienen una religión.
ü No podemos quedarnos parados mientras iglesias son destruidas por multitudes fanáticas y constituciones de algunos países, sentencian la muerte para los que cambian de religión.
ü No podemos quedarnos parados mientras ciudadanos en un país libre, pierden sus empleos porque eligieron adorar a Dios el sábado o el domingo.

Mientras la iglesia de Cristo viva, mientras el mundo dure, hasta el regreso de Jesús, debemos continuar defendiendo la libertad religiosa en nuestras iglesias y en el área pública. Siendo libres o esclavos, debemos defender la libertad religiosa para todos hasta que Dios la establezca para siempre en Su reino.


LIBERTAD RELIGIOSA
DIVISIÓN SUDAMERICANA

MAS DE LO QUE PIDES







I. INTRODUCCIÓN
1. Saludo
2. Leer 2 Reyes 20:1-11
3. Explicación del texto: Resumen del reinado de Exequias.
4. Proposición: “Dios da a sus hijos más de lo que le piden.”
5. Oración transitoria: Hoy veremos de qué manera nuestros pedidos no son nada para lo que Dios puede darnos.
6. Ilustración: Un pastor de cerdos.

II. HASTA LOS REYES TIENEN PROBLEMAS
1. Ezequías un rey próspero a pesar de todo
2. Ezequías se enfermó (20:1).
3. Ezequías lloró (20:2,3).
4. Aplicación: Dios no siempre nos lleva por delicados pastos.

III. ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?
1. Una vida integra y justa: El rey fue justo y bueno ante Dios
2. No importa el pasado.
3. Una humillación verdadera (20:3).
4. Oración con fe y de corazón (20:2,3).
5. Ilustración: María la hermana diaconisa.
6. Aplicación: esas son las diferencias con los hombres que no conocen a Dios, eso nos hace diferentes.

IV. ¿CUÁL ES EL RESULTADO?
1. El resultado es más grande de lo que pides:
2. Pides salud: te da vida, una resurrección (20:5,6).
3. Pides una señal: Dios cambia el mundo por ti (20:8-11).
4. A Dios le importa tus deseos y anhelos.
5. Ilustración: Una experiencia de colportaje.
6. Aplicación: Dios siempre te da más de lo que pides.

V. CONCLUSIÓN
1. Ilustración: Un padre que quería una juguete para su hijo.
2. Aplicación:
3. Recapitulación:
4. Apelación
5. Llamado:

lunes, 26 de octubre de 2009

En cuanto sea posible, esté en paz con todos

Los golpes en la puerta, antes que llamar su atención le escandalizaron porque temía que a cada nuevo embate sucumbieran las bisagras y dejaran caer los dos portones, grandes y pesados, de madera traída de la India. "Ya va, ya va", dijo con cierta impaciencia, que se disipó cuando abrió. Un niño le informó: "Padre, los sepultureros se agarraron a golpes en el cementerio".

Subió en la bicicleta después de arremangarse la sotana blanca y pedaleó con desespero para encontrarse con el espectáculo: los dos cuidadores de tumba estaban protagonizando una trifulca sin precedentes, ni siquiera en las contiendas de box que tanto le gustaban en su niñez.

El cementerio San Miguel, de Santa Marta, al norte de Colombia, estaba lleno de curiosos. Incluso, aprovechando la aglomeración, algunos avivatos vendían empanadas, refrescos y pan, y un fotógrafo de la plaza central, ofrecía imágenes tomadas en su cámara de revelado instantáneo. "Para las guarde para el recuerdo", gritaba.

Los tres pronto estaban inmersos en la gresca hasta que llegó la policía. Uno de los agentes se santiguó y a porrazos logró separarlos en procura de conducirlos a la delegación. Aún en la celda continuaban gritándose improperios y uno de ellos, con el ojo amoratado, amenazó al cura: "Apenas salga de aquí, lo mato".

El incidente no pasó a mayores, gracias a Dios, pero los tres protagonistas salieron en radio prensa y televisión y alguien incluso hasta propuso que sirviera de argumento para una telenovela.

Arreglar antes que sea tarde

Los cristianos, como nuevas criaturas por la obra redentora del amado Señor Jesús, debemos evidenciar nuestra nueva naturaleza (Juan 1:12; 2 Corintios 5.17). Y una de los aspectos que debe caracterizarnos, es el diálogo. Procurar resolver los problemas antes que se agraven.

El apóstol Pablo escribió: "No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor" (Romanos 12:17-19).

Quien obra justicia es Dios. A Él debemos dejarle que se manifieste con poder y salga en nuestra defensa como poderoso gigante. Resolver todos los asuntos a nuestra manera, además de que no es lo más aconsejable, puede conducir a empeorar las cosas.

Le invito para que acogiendo la recomendación de la Palabra de Dios, encomiende todas las dificultades que tenga, en manos de Dios. Pídale que le ayude a resolver los conflictos. Si camina asido de su mano, puedo asegurar que en todos los casos, encontrará una solución.

viernes, 23 de octubre de 2009

22 DE OCTUBRE… ¿TE DICE ALGO?

Cada vez que leo la historia de nuestra iglesia, no dejo sino de sorprenderme una y otra vez. Y es que, la historia de la iglesia es tan preciosa. Tenía tanta razón la Mensajera de Dios cuando escribió: “No tenemos nada que temer en lo futuro, excepto que olvidemos la manera en que el Señor nos ha conducido y sus enseñanzas en nuestra historia pasada”. Estoy convencido de ello hoy.

Para poder avanzar es necesario ver nuestros orígenes. Algunos creen que la iglesia adventista inició como lo que hoy es. Con una estructura, una teología y misión ya establecida. Como si antes de su fundación algunos personajes se sentaron y planificaron cómo debería ser la iglesia adventista, no obstante tal idea es ajena, muy ajena a la historia del origen del pueblo remanente de Dios.

Es así que, sin temor a equivocarnos, los que hemos leído y comprobado bíblicamente el origen de la Iglesia Adventista del Séptimo Día podemos decir que no fueron hombres (o una mujer como algunos creen que fue Elena G. de White) o simples débiles los originadores del pueblo de Dios, sino que por el contrario, fue Dios, el Creador de todas las cosas (Jn. 1:1-3), también el creador de Su pueblo (Ap. 14:12 cf. 12:17 y 10:11), a decir: La Iglesia Adventista del Séptimo Día. Él es su guía y es quien la dirige de acuerdo a sus designios (Ef. 1:11). Después del “chasco” el 22 de octubre de 1844 (en cumplimiento con la profecía de Apocalipsis 10) “Miles de los que participaron de la amarga experiencia de 1844, desalentados volvieron a sus iglesias de origen”, pero un grupo siguió a Cristo como su guía: De allí viene la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Feliz día querida iglesia de Dios. ¿Porqué no agradecer a Dios por esto?

¿Cómo está tu iglesia?

Responder esta pregunta no es sencillo de seguro. Al menos a mí me resulta así. Sin embargo la respuesta más lógica, para una iglesia de Cristo debería ser: “CRECIENDO EN GRUPOS PEQUEÑOS”.

¿Cómo está creciendo tu iglesia?

Está creciendo por un:

1. ¿Crecimiento interno? (hijos de la iglesia)

2. ¿Crecimiento de transferencia? (Vienen de otras iglesias)

3. ¿Crecimiento por evangelismo? (Por la labor misionera)

El crecimiento real es alcanzar a la comunidad que no conoce el mensaje Adventista o persuadir a los que conocen pero no aceptan aún la fe que tú y yo seguimos.

Compatriota del reino de los cielos, no dudes en ningún momento en hacer la obra de Dios. Jesús dijo alguna vez: “Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres”.

Te pregunto: “¿fuiste ya en pos de Dios?”. Entonces él te ha hecho pescador de hombres. Pero si no lo eres, entonces hoy es tu oportunidad.

Que Dios te bendiga príncipe y princesa de Dios

¿Pollo o Águila?

¿Alguna vez te has preguntado qué ave de las que mencioné en el título te gustaría ser? De seguro tu repuesta es ÁGUILA ¿verdad? Pero ¿existe alguna razón que realmente pesa para tu respuesta? Varias.

Podríamos decir que un águila es un ave que siempre vuela alto, se dice de esta ave que cuando va a morir sube al cerro más alto y allí muere. También que cuando viene la tormenta y le impide volar a sus anchas, esta ave vuela en contra de la tormenta y la pasa solo para por encima de las nubes volar a sus anchas.

Pero ¿qué del pollo? Este es un ave que solo sirve para comer. Muere de varias formas, en realidad no muere, lo matan. Siempre para con la cabeza agachada, comiendo “basuritas” y cuando viene la lluvia o tormenta se mete en cualquier hueco de miedo.

Con todo ello, ¿hay alguna razón para no desear ser ÁGUILA? En este mundo solo hay dos tipos de personas, las que son como pollos y las que son como águilas. Te invito a ser con Cristo como águilas, que renuevan sus fuerzas en el Señor siempre y vuelan como reyes, a sus anchas en el inmenso espacio celeste (Is. 40:31).

Que Dios te bendiga,

“SOY UN ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA Y UN VERDADERO TESTIGO DE JEHOVÁ”

“Pastor, me podría decir ¿Porqué debo testificar si no es mi don? Un pastor me dijo que no lo haga si no es mi don.”

Le respondí: “en los últimos días vendrán falsos profetas”, pues estoy seguro de que no te ha dicho un pastor adventista.” El hermano me respondió: “pastor, en serio. Él dijo que no debía dar estudios bíblicos si no era mi don.”

Entiendo -le dije- pues un pastor adventista jamás te hubiera dicho que no debes testificar. Ya que la razón de la iglesia es esa. Testificar. Pues somos llamados a ser testigos de Jehová.

“Pastor, entonces ¿los Testigos de Jehová son los que tienen la verdad?”. No mal entiendas. Un verdadero “testigo de Jehová” es un Adventista del Séptimo Día, es decir que, un “testigo de Jehová no es aquél que camina de corbata y maletín sino que bíblicamente un testigo de Jehová es alguien que conoce realmente a Jehová o a Dios”.

Bueno lo que quiero decirte en resumen hermano es que hay razones fuertes para testificar de Cristo a otros, y no necesariamente dando un estudio bíblico sino predicando o simplemente siendo un verdadero hijo de Dios, que la gente sienta que tú eres tan diferente a los que dicen ser de Dios pero no lo son.

Las razones son: (1) la gente perece en la tiranía del pecado, (2) es un privilegio ser colaborador de quien nos libertó y (3) al hacerlo fomenta nuestro crecimiento espiritual.

Ahora entiendo pastor.

Que Dios te bendiga, y a testificar.

¡ARREGLA TU CASA, PORQUE MORIRÁS…!

¿Qué harías si Dios te envía un mensaje con esa declaración? Si supieras cuándo vas a morir… ¿Qué es lo primero que harías?

Estoy seguro de que tus pensamientos se centrarían en los que más amas. Los que viven en tu casa, los que esperan unas disculpas, quienes han discutido contigo probablemente. En fin, las personas a quiénes no les has dicho que los amas, etc.

Hace muchos años, un rey recibió un mensaje similar: “Arregla tu casa, porque vas a morir…” le dijo Isaías al rey Exequias de Judá. Y siempre me he preguntado, porqué le dijo “arregla tu casa”. Y en ese afán he llegado a creer que fue porque “La casa representa tu vida, o lo que eres”. Y no me refiero necesariamente al aspecto físico, sino a más allá de lo que nuestros ojos ven.

Se aproxima el 30 de mayo, el día de las Casas abiertas, el día de los HOGARES ABIERTOS, y la pregunta capital es: ¿HAS ARREGLADO TU CASA PARA ESE EVENTO? ¿HAS ARREGLADO TU CASA PARA AQUÉL DÍA?

No puedes abrir tu casa ese día si no estás bien en tu hogar. Si no estás reconciliado con los tuyos. Tal vez no muesras hoy, ni mañana, pero piensa en las palabras del profeta Isaías: “Arregla tu casa”… no dejes pasare ni un solo día más.

Que Dios te bendiga, que Él sea siempre tu pastor…

¿CUÁL ES TU NOMBRE?

No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano, porque el Señor no dará por inocente al que tome su nombre en vano” (Éxodo 20:7).

¿Cuál es tu nombre?

¿Juan, Alfredo, Walter, Rodrigo, Lucio, Enrique, Luís, etc.? No sé que nombre tengas. Pero de algo estoy seguro, es que tienes un nombre. ¿Qué es un nombre? Es una identificación, es una marca, señala quién eres, etc.

La Biblia nos dice en Isaías 43:1 “No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.” Y en verso 7 añade: “todos los llamados de mi nombre; para gloria mía las he creado, los formé y los hice.” ¿Qué podemos entender con estos pasajes? Muy sencillo, Dios ha puesto su nombre en cada uno de sus hijos. Somos hijos de Dios (1 Juan 3:1).

¿Cuándo ocurrió esto? En el bautismo. La Biblia dice: “Por tanto id, y haced discípulos bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…” (Mateo 28:19).

Es decir que cada hijo de Dios, tiene su nombre, o apellido. Esto es lógico pues somos hijos de Dios.

La pregunta clave es: ¿Estaremos tomando el nombre de Jehová nuestro Dios en vano? No me refiero solo al hecho de jurar, sino a más, tomar el nombre de Dios en vano es ser llamado hijo de Dios y no serlo. Es decir seguir en la vida pecaminosa y de vergüenza a Dios nuestro Padre.

¿QUÉ ESTÁS SEMBRANDO?

No te engañes, nadie puede burlarse de Dios. Todo lo que el hombre sembrare eso también cosechará” (Gálatas 6:7).

¿Qué estás sembrando?

¿Cacao? ¿Palmera? ¿Maíz? ¿Arroz? ¿Fréjol? ¿Yuca? ¿Plátano?, no sé lo que estés sembrando, pero de hecho, lo que siembras eso mismo cosecharás. Este asunto es natural. Creo que nadie siembra algo esperando cosechar algo diferente.

Pero hay algo interesante en las siembras. Por ejemplo, yo siembro dos o tres granos de maíz y al momento de cosechar… ¿cuántos granos cosecharé? Cientos y hasta miles. ¿Qué enseñanza puedo rescatar de las siembras y las cosechas? Entre muchas, dos:

En primer lugar, cosechas lo que siembras.

En segundo lugar, cosechas más de lo que siembras.

La Biblia dice que no te engañes. Nadie puede burlarse de Dios. Cosechas lo que siembras y cosechas más de lo que siembras. ¿Qué estás sembrando? ¿Amor? Ten la seguridad que eso cosecharás, ¿buenas decisiones? Igualmente. Te animo a sembrar de acuerdo con la voluntad de Dios. No te arrepentirás.

Que Dios te bendiga, que Él sea siempre tu pastor…

COMUNIÓN Y MISIÓN

Y estableció a doce, a quienes llamó apóstoles, para que estuviesen con Él, y para enviarlos a predicar” (Marcos 3:14).

¿Para qué te llamó Jesús?

¿Te has dado cuenta en la particularidad de la palabra venid? Es una palabra compuesta. VEN e ID. Es decir VENIR para IR. De manera interesante Jesús llamaba a sus discípulos con las palabras: “VENID”. Es decir los llamaba para estar con Él y después Ir.

La pregunta es: ¿Para qué nos llamó Jesús? Esta pregunta es sencilla de responder: Para estar con Él y para luego ir.

¿Para qué te llamó Jesús? Para sentarte en la iglesia, para solo leer tu Biblia, ¿para qué llamó a la IASD? Para tener colegios, escuelas, hospitales, casas editoras, etc.? ¿Para qué? La Biblia dice: que Jesús estableció, formó y organizó a los doce apóstoles para que estén con él y para que prediquen. Allí está la razón del cristiano, del discípulo de Jesús. Estar con Él: Esto es COMUNIÓN y para que prediquen: Esto es MISIÓN.

No podremos hacer nada sin antes haber estado en comunión con Dios.

Te animo a que seamos discípulos que estemos con Jesús y vayamos a predicar.

Que Dios te bendiga, que Él sea siempre tu pastor…

UNA IGLESIA ENTUSIASTA

Todas las palabras son como cápsulas. Cada palabra tiene un significado muy interesante. De allí que alguna vez alguien dijo que para entender cada palabra en su verdadera dimensión era necesario hacer una arqueología del lenguaje. Pues es así en realidad.

Por ejemplo, ¿Te has preguntado qué significa la palabra ENTUSIASTA? Pues bien estamos frente a una palabra de origen griego, en realidad de dos: La preposición EN y el sustantivo THEOS. Ambas palabras compuestas tienen un magnífico significado. Y significan EN “EN, CON, POR” y THEOS “DIOS”¸ ¿qué te parece?

Cuando leemos el título de este mensaje: “Una iglesia entusiasta” ¿qué debemos entender? Sencillamente lo siguiente: Una iglesia será entusiasta, tú y yo seremos entusiastas en la medida de relación con Dios. “En Dios, Con Dios y Por Dios”, no hay entusiasmo sin Dios. Sin Dios, podemos tener todas las ganas, podemos idear y diseñar los mejores planes, soñar y luchar por hacerlos realidad, no obstante, si Dios nos es nuestra fuerza, si Dios no es nuestro motor, jamás podremos hacer absolutamente nada.

Apreciado hermano, líder, compatriota del reino de Dios, te invito a ver lo maravilloso que es nuestro Dios, disfruta de su presencia cada amanecer, cada mañana. Encomienda a Dios tu camino, confía en Él, y Él hará…

Que Dios te bendiga, que Él sea siempre tu pastor…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...