miércoles, 23 de agosto de 2017

¿CÓMO ENCONTRAR A DIOS? - Jeremías 29:13


La pregunta planteada sugiere un aparente absurdo. Dios está en todo lugar y no es difícil ser hallado. Por lo tanto, encontrar a Dios resulta ser una tarea sencilla. El pueblo de Judá podría haber dicho lo mismo pero en realidad tal como lo describió Isaías: sus corazones estaban lejos de Dios (Isaías 29:13). Y es que el problema no es religión, sino vida. El problema no es que vayas a la iglesia o no, sino porqué vos a la iglesia. Es por ello que Jeremías nos da la clave para hallar a Dios en medio de un mundo formalista, que va al templo de Dios, pero se encuentra con personas solamente. Antes de responder las pregunta es importante tener en cuenta día asuntos:
En primer lugar, debemos saber que Dios siempre estará buscándonos. Desde el Génesis (Gn.3:9) al Apocalipsis (Apo. 3:20). Pero en esa búsqueda divina es el hombre que siempre se aleja de Dios. Se escapa de Él porque desea encontrar la felicidad en cosas materiales o personas que en corto, mediano o largo plazo lo decepcionarán. Dios busca al hombre y el hombre siempre se escapa, aunque no se de cuenta.
En segundo lugar, debemos recordar que el hombre por naturaleza no gusta de lo espiritual. Leer la Biblia, orar a Dios, ayudar y predicar el evangelio resulta poco divertido y emocionante para el común denominador de las personas. Mejor vamos al cine, hagamos deporte, salgamos a divertimos comiendo y bebiendo hasta alegrarnos al máximo. De hecho, si lo pintamos así, definitivamente no resultan tan tentadores los asuntos espirituales.
Y en ese contexto, podríamos nuevamente preguntar: ¿Cómo encontrar a Dios? El texto de hoy dice "y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón". Esta declaración tiene una condicional hebrea kî que se traduce "porque" podríamos decir entonces que, hallaremos a Dios "si solo si", "únicamente cuando", "ciertamente". No hay otro modo, no hay varias formas. Solo hay un camino, buscarlo de todo corazón (del hebreo lebab) que tiene que ver mente, alma y espíritu (esa es la concepción hebrea del corazón).
No podemos encontrar a Dios solo cuando vamos a la iglesia. Es más, probablemente vamos a la iglesia y no encontramos a Dios, no porque Dios no esté sino porque tú no lo buscas de todo corazón. Porque vas al templo por rutina, costumbre, es por ello que criticas, te quejas, te duermes y aburres y hasta cuestionas. Y así no encontrarás a Dios nunca. Para encontrar a Dios debes buscarlo a través de la Biblia, la oración, el ayuno, y por supuesto, la predicación del evangelio. No será fácil ciertamente, por eso la vida cristiana es de valiente. Se necesita lucha, fuerza, valentía y más. Pero ten la seguridad que nunca estarás solo. ¿Quieres encontrar a Dios? Búscalo de todo corazón, completamente, con toda tu vida. Con tu mente, con tu cuerpo y tu espíritu.
Dios te bendiga.
- COMPARTE -
👍🏻🙏🏻📌📡

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...