viernes, 4 de diciembre de 2015

FIESTAS: TROMPETAS, EXPIACIÓN y CABAÑAS - Números 29

El pueblo de Israel tenía cinco fiestas al año (1) La pascua, (2) El Pentecostés, (3) Las Trompetas, (4) El Día de la Expiación, y (5) Las Cabañas. Y ellas estaban ubicadas en el calendario hebreo que iniciaba en el mes de Nisan o Abib según el calendario Cananeo (entre marzo/abril de nuestro calendario).
El capítulo de hoy destaca "el séptimo mes, el primero del mes tendréis santa convocación" (Núm.29:1), éste es el mes hebrero Tishri, también conocido como Etanim según el calendario cananeo y que en nuestro calendario hoy, sería setiembre/octubre.
En este mes se realizaban las siguientes fiestas: Las Trompetas (el día 1), El día de la expiación (el día 10) y Las cabañas (del día 15 al 21). ¿Qué propósito tenían estas fiestas? ¿Y qué significa para nosotros hoy?
1. Fiesta de las Trompetas (Núm. 21-6).- Ocurría en el primer día del séptimo mes. Conocida hasta hoy como "Rosh hashanah", que significa "comienzo del año nuevo". Tenían que tocar el shofar o cuerno de carnero que simbolizaba a al cordero que Dios proveyó a Abraham cuando iba a sacrificar a Isaac (Gen.22). Entre varios significados, podemos destacar que era el día en que Israel recibió los diez mandamientos; pero hay uno más especial, esta fiesta estaba ligada con el juicio divino a la humanidad, ya que estaban a pocos días del gran día de expiación (día 10 del mes séptimo), del día del juicio. Era un anuncio a prepararse.
2. Fiesta de la Expiación (Núm.7-11).- Ocurría el décimo día del séptimo mes. Conocida como "Yom Kuippur", que significa "Día de expiación". Era el único día en el año en que el sumo sacerdote de Israel oficiaba de modo exclusivo en el lugar santísimo del santuario. Esta fiesta representaba eminentemente el juicio y la misericordia de Dios. Era el fiesta cumbre y más importante de Israel porque estaba ligado a la salvación. Si el sumo sacerdote era hallado falto, todo el pueblo estaría perdido.
3. Fiesta de las Cabañas (Núm. 12-38).- Ocurría del día 14 al 21 del séptimo mes. Conocida como "Sucot", que significa vivienda precaria, enramada, choza provisional. Era una fiesta diferente a las anteriores. Estaba lleno júbilo y alegría por dos razones: (1) Habían sido perdonados y limpiados de sus pecados en el día de la expiación, y (2) Era la cosecha final, Dios les había dado mucha cosecha y habían asegurado el sustento. Así en este día recordaban de dónde los sacó Dios y cómo los guió a través del desierto viviendo en carpas.
Pues bien, éstas eran las tres últimas fiestas de Israel. Cada una de ellas importante, y con significado para hoy:
1. La fiesta de las Trompetas.- Según Apocalipsis 10:11 y 14:7 indican las señales del tiempo del fin, el despertar misionero del siglo XIX y el anuncio del juicio investigador (antes de 1844).
2. La fiesta del Día de Expiación.- Según Daniel 8:14 indica cuando El Mesías Jesús) intercede en el juicio de Dios y purifica su santuario, es el juicio investigador (en el año 1844).
3. La fiesta de las Cabañas.- Según Isaías 66:23 indica la celebración final del pueblo de Dios, por haber sido perdonados y haber finalmente triunfado de su caminata hacia Canaán. El pueblo ha triunfado y ahora celebra con Dios en la gran Cena del Cordero.
¿Qué les parece? Confuso, puede parecer, pero si estudiamos diligentemente llegaremos a entender y gozarnos. Nada de lo que se escribió en la Biblia deja de tener un mensaje para mí y para ti. La trompetas ya sonaron, se está llevando a cabo el juicio investigador... aún tienes oportunidad para la gran celebración ya no en carpas de hojas ni chozas sino en las mansiones celestiales, allá en los cielos. Yo quiero estar allá, ¿y tú?
PDT: Si te gustó o ayudó en algo, no olvides de darle like y compartir con tus amigos y contactos. Dios puedes obrar.

jueves, 3 de diciembre de 2015

NO HAY OFRENDAS SIN SACRIFICIO - Números 28


¿Te has preguntado porqué son importantes las ofrendas en la vida cristiana? ¿Cuál es el propósito de ellas? El Señor pide a su pueblo ofrendas diarias, semanales (los sábados) y mensuales (en la luna nueva). Podemos notar algunas lecciones realmente importantes para hoy:
1. Las ofrendas son sacrificios (v.3).- No puede haber ofrendas donde no haya "sacrificio". No podemos dar lo que nos sobra, solo porque debemos darlo, eso es formalismo y no es grato a Dios. El objetivo de las ofrendas es que romper con el egoísmo, el amor a nosotros mismos.
2. Los sacrificios son diarios (v.4).- Todos los días. Por la mañana y por la tarde el hijo de Dios se presenta con una ofrenda, un sacrificio. Esto es el culto matutino y vespertino para los cristianos.
3. Semanales, cada día de reposo (v.9).- Al llegar al día sábado también debemos llevar nuestra ofrenda y sacrificio. Esto es las ofrendas que colocamos por amor en el alfolí. No son diezmos. Los diezmos son de Dios, las ofrendas son nuestras y de ellas debemos desprendernos para el sostén del templo y de la iglesia.
4. Mensuales, cada luna nueva (v.14).- Israel estaba rodeado de pueblos cananeos, idólatras. Dios los cuidaba diariamente, semanalmente y mensualmente de esta forma: pidiéndoles ofrendas. Así, ellos no se sentirían tentados a ir en pos de dioses falsos.
Dios nos conoce. Dios sabe que el ser humano es débil por naturaleza. Sabe que si un día se desconecta de su visión real, puede ir en pos de "visiones" falsas. Dios no necesita ofrendas ni sacrificios, ellas son manifestaciones de nuestro amor a Dios y a Su obra. Cuando yo ofrendo sacrifico mi "YO", por ello la ofrenda era un sacrificio. Cuando yo doy lo que es mío a otro, estoy quebrando mi egoísmo, mi amor propio para dar bendición a otros: al templo y a su obra.
Finalmente, esas ofrendas son diarias mañana y tarde, es el culto matutino y vespertino; son semanales porque cada sábado tenemos la oportunidad de ofrendar; y son mensuales porque con ello Dios quiere que todo el año vivas como una ofrenda agradable, tú eres esa ofrenda (Rom.12:1). No lo olvides: "Las ofrendas son sacrificios...¡Sacrifica tu corazón!".
Nota: Si te gustó o ayudó en algo, no te olvides de darle like y compartir con tus contactos y amigos. Dios puede obrar.

viernes, 27 de noviembre de 2015

‪¿PAGO POR BENDICIÓN y MALDICIÓN? - Números 22


La historia de Balac y Balaam es más que interesante. Se puede ver al rey Balac, el enemigo de Dios, invadido por el temor y la angustia... Quiere destruir al pueblo de Israel a toda costa. Pero sabe que el pueblo de Jehová triunfará sí o sí. No tiene opción de ganar con solo fuerzas y espadas. Necesita intervención "divina" si desea vencer a Israel. Conoce cómo Israel ha ganado todas las batallas que ha peleado de la mano de Su Dios. Pero también conoce que no "todos los hijos de Dios" son Hijos de Dios. Conoce de un profeta corrupto, un profeta que está dispuesto a maldecir y a profetizar contra todo lo que se le pida por "regalos", él es Balaam.
Balac, era un idólatra, y como tal creía en los hechizos y magia. Y es que la idolatría (aunque sea cristiana) estará ligado de alguna manera u otra a creer en la magia negra, la magia blanca, maldiciones y bendiciones... Balac pensaba que Jehová era como Balaam, que puede bendecir y maldecir por "sacrificios", "ofrendas", "regalos", etc. Esto es interesante porque en gran medida la gente conocerá a Dios a través de nosotros. Pablo diría que somos cartas abiertas (2 Cor.3:2). Balac razonó y pensó: "Si Jehová es quien pelea y gana las batallas, y Balaam es su profeta y es corrupto... entonces vayamos con su representante. Total, Israel es una nación de esclavos y pobres, y nosotros somo ricos y con posesiones".
Cuando Balaam recibe la visita de los mensajeros del rey moabita, trata de argumentar, les responde con ambigüedades. Les dice que él depende de Jehová. Si Balaam hubiera querido realmente hacer la voluntad de Dios hubiera sido tajante en decir: Es imposible porque Israel es el pueblo bendecido por Dios. Dios no va a maldecirlos jamás porque ellos son su pueblo. Simple y claro. Pero no, consulta y pregunta a Dios sabiendo la respuesta que Dios le dará. Y ante la respuesta dudosa y sombría de Balaam, el rey Balac entiende que el "profeta corrupto" quiere mejor atención y más "regalos", una mejor oferta. Y así fue. Regresan con más consideraciones y presentes, y Balaam, nuevamente da vueltas al asunto y le consulta a Dios sabiendo ya la respuesta. Ante esto, Dios le dice que vaya, pero le dice que vaya no porque sea su voluntad, sino porque ve que Balaam está cegado y entercado.
Es por ello que el Angel de Jehová salió a su encuentro y quiso matarlo, porque Balaam no entiende y al ir con Balac se convierte en el enemigo de Dios y Su pueblo. No obstante, gracias a su asna, Balaam no murió. Y es que el profeta estaba tan cegado por el amor a las riquezas, que le era imposible mirar asuntos celestiales. Ni cuando la asna le habla él entiende, y lejos de sorprenderse del asna que habla, discute con el animal... Esto parece cómico, no lo es. El pecado nos ciega, la maldad y el amor a las cosas mundanas nos ciegan tanto que todos pueden ver que estamos mal, y solo nosotros pensamos diferente.
¿Estás pidiendo la dirección de Dios sabiendo cuál será la respuesta? ¿Quieres que apruebe tu relación con una persona que la Biblia te dice que no? No busques respuestas de Dios cuando ya las sabes. No intentes buscar la aprobación de Dios tercamente, porque si de pronto parece que Dios la aprueba, es por tu necedad y no porque sea lo mejor para ti. Por otro lado, un profeta en la Biblia no solo predice eventos futuros sino que era un mensajero de Dios, un predicador... Tú y yo somo profetas. No olvidemos que somos mensajeros de esperanza, no de maldiciones. Finalmente, nadie puede hacer nada contra el pueblo de Dios. Dios lo bendice y punto.
PDT: Si te gustó o ayudó en algo, no olvides en darle like y compartir. ¡Dios puede obrar!

jueves, 26 de noviembre de 2015

‬ ¿QUIÉNES IMPIDEN NUESTRA LLEGADA A CANAÁN? - Números 21

En nuestra caminata a Canaán, la tierra prometida, nos encontraremos con una serie de "piedras", obstáculos que tratarán de impedir nuestra victoria. Esos obstáculos pueden ser ENEMIGOS y AMIGOS:
1. LOS ENEMIGOS.
a. Los cananeos (vrs. 1-3).- Al saber que estás caminando a Canaán, y sabiendo que estás a punto de lograr tus sueños, saldrán a impedir que cumplas tu meta. A ellos les gusta pelear, destruirte, toman prisioneros con el objetivo de que no vayas a la "tierra prometida", y te quedes en el desierto.

b. Los amorreos (vrs. 21-30).- Al saber que pasarás por sus tierras con mensaje de paz, harán todo lo que esté a su alcance para evitar que tú pases por su territorio. Un mensaje de paz, hombre de paz, no son bienvenidos en sus tierras. Ellos no quieren que vayas a Canaán, y te harán guerra.

c. Los basanitas (vrs. 31-34).- Al saber que el pueblo de Dios está a punto de lograr su sueño: Canaán, saldrán sus líderes y tooodo el pueblo. Así son los enemigos, "todos los que no juntan desparraman".


2. LOS AMIGOS.
a. El desánimo (v.4).- Llegar a Canaán no es sencillo. En medio del camino, y por muchas razones (fundadas e infundadas), el desánimo será un obstáculo que nos impedirá tomar la tierra prometida.

b. La murmuración (v. 5).- Una vez más podemos ver como el pueblo de israel, parece un "disco rayado". Vuelve a renegar y a quejarse. Murmuran contra Moisés y contra Dios.


Sin embargo, a pesar de ello, a pesar de los ENEMIGOS Y AMIGOS, que muchas veces son instrumentos del ENEMIGO (Satanás) para hacer que el pueblo de Dios no llegue a Canaán... A pesar de toooodo eso, Dios siempre tiene el control y entrega la victoria. Se encargó de vencer a todititos los enemigos que el pueblo de Israel enfrentó... Y es que si Dios es con nosotros, ¿quién contra nosotros? (Rom.8:31). Por eso dice claramente: "No le tengas miedo, porque yo lo he entregado, a él como hiciste de Sehón rey de los amorreos, que habitaba en Hesbón" (Núm.21:34). Dios es quien pelea nuestras batallas (Éxo.14:14).
Finalmente, Dios también es la solución los "amigos", la gente de nuestro mismo pueblo, es la solución para nuestra vida rebelde y pecaminosa... es la solución para nuestra humana vida, para nuestro desánimo y actitud rebelde y murmuradora... Eso sí, los que no se atreven a mirar a Cristo como aquella "serpiente de bronce" por fe, morirán en el desierto de la vida y nunca, nunca llegarán a la tierra prometida (para nosotros, el cielo).

CUANDO EL CARÁCTER TE TRAICIONA - Números 20


Habían pasado 40 años de peregrinación. Y Moisés estaba pasando por momentos difíciles emocionalmente. María, su hermana mayor, la que le cuidó cuando él era un bebé había fallecido. Su corazón estaba dolido y sensible, y por si esto fuera poco, el pueblo de Israel, una vez más MURMURÓ contra Moisés, sus constantes reclamos, protestas y rebeliones eran repetitivas (Éxo. 17:1-7).
Moisés era el más manso de toda la tierra (Núm.12:3) y había mostrado una paciencia extraordinaria. Sin embargo, el momento no era el indicado para una situación así. Y es que a veces el pueblo no entiende que los líderes también son humanos de carne y hueso, también sienten pena, también tienen necesidades... Moisés y Aarón se presentaron ante Dios y Él les dijo qué debían hacer. Sin embargo, Moisés y Aarón hicieron de manera diferente, golpearon dos veces la roca, y eso demostró (1) rabia y (2) orgullo. Habría que ponerse en los zapatos de Moisés para entender porqué actuaron así. No obstante, Dios juzga y les dice que Canaán no sería morada para ellos (Moisés y Aarón). En otras palabras, habían trabajado 40 años para no poder ver el fruto de su trabajo, para no disfrutarlo.
Debemos recordar que Moisés huyó de Egipto cuando tenía 40 años por haber asesinado a un egipcio. Por su rabia y orgullo, su espíritu nacionalista y su autosuficiencia lo llevaron a actuar como él quería, basándose en su experiencia, sus talentos y sus capacidades... Pero nada de eso le valió. Moisés debía aprender en la escuela del desierto por 40 años dos lecciones: la mansedumbre y la humildad. Y así fue.
Ahora, 40 años después, a los 120 años de vida. Moisés sigue siendo tan humano. Por su rabia y orgullo en solo un instante, en un "pestañar", Moisés vio con tristeza la consecuencia de su actitud. No glorificó a Dios y actuó de manera impropia.
No arruinemos nuestro ministerio en un "pestañear". No es cuestión de años ni de experiencia... mira que Moisés tenía 120 años y 40 años como pastor y líder.

jueves, 19 de noviembre de 2015

NO TODOS SERÁN SALVOS - Números 14

Dios libertó al pueblo de Israel porque quería llevarlos a Canaán. Ese era el plan original de Dios. No obstante, a solo meses de haber abandonado la tierra de esclavitud, finalmente llegaron a la frontera de la tierra prometida y fue por su rebeldía y desobediencia, que no pudieron ingresar.
Su falta de fe, sus constantes murmuraciones y quejas, y su repetida rebeldía, hicieron que Dios decida una vez más, destruirlos. Sin embargo, por la intercesión de Moisés no fue así. Pero, la actitud rebelde de Israel tendría consecuencias: Ellos no entrarían a la tierra prometida NUNCA. De los "seiscientos tres mil quinientos cincuenta" (Núm.2:34) contando de veinte años para arriba, únicamente Josué y Caleb, entrarían a Canaán. Los demás morirían en el desierto (Núm. 14: 29-35). El texto también destaca que los niños o menores de veinte años, sí entraría a Canaán.
Otro detalle a considerar es que los príncipes pesimistas (10 los espías) murieron por una plaga delante de Jehová (vrs. 37,38). Esto muestra que a Dios no le agrada los hijos murmuradores y faltos de fe. Finalmente, el pueblo se enlutó, pero decidieron entrar a Canaán, por fuerza propia, sin la dirección y guía de Jehová. Triste y penoso resultado: Los cananeos y el amalecita los derrotaron y los persiguieron. ¿Qué podemos hacer sin la dirección de Dios? ¿A quién le vas a ganar si vas solo a pelear?
Dios nos sacó de Egipto (el mundo sin Cristo) para llevarnos a la Canaán celestial. No nos sacó para morirnos en este mundo. Pero necesitamos la fe de Josué y el "otro espíritu" de Caleb (v.24) para ir en pos de Dios a fin de poseer la tierra prometida. La promesa está dada, pero solos somos incapaces de tomarla, solos somos simples mortales, pero con Dios será "pan comido" (v.8). No hay de otra. Necesitamos de Dios, pues sino los amalecitas y cananeos nos harán "leña" (v.45).
Finalmente, "si fuere el número de los hijos de Israel como la arena del mar, solo un remanente será salvo" (Rom.9:27). Ser parte del pueblo de Dios no te garantiza ser salvo. Recuerda que de los 603 550 israelitas solo 2 entraron a la tierra prometida.
¡Buen día!
PDT: Si te gustó o ayudó en algo, no olvides de darle LIKE y COMPARTIR con tus contactos y amigos. ¡Dios puede obrar!

miércoles, 18 de noviembre de 2015

¡CUIDADO CON LOS INFORMES! - Números 13


Después de cruzar el desierto, el pueblo de Israel finalmente llegó a la frontera de Canaán, la tierra donde fluía leche y miel. Estaban muy cerquita del sueño de todo isrealita desde Abraham. Allí en Cades-Barnea, Moisés envió a 12 espías para reconocer la tierra prometida por cuarenta días. Al cumplirse los días de "reconocimiento", los espías regresaron e "informaron". No obstante, el informe que dan es terrible, a excepción de Josué y Caleb. Podemos destacar tres lecciones sobre los INFORMES:
1. Los informes son importantes. Los informes nos ayudan evaluar a fin de poder hacer un plan de acción. Los israelitas reconocerían Canaán con el fin de poder conquistarla conociendo puntos débiles y fuertes (vrs.18-20). Algunos creen que los informes están demás. No. Los informes nos ayudan a crecer. Pero, cuidado, va a depender con qué espíritu lo hagas.
2. Hay dos tipos de informes. Uno informes son "mentirosos" y negativos, y otros son reales y positivos. Los espías habían estado 40 días y la tierra no los "tragó" como ellos aseveraron que acontecía (v.32), esto era mentira. En cambio, Josué y Caleb vieron que sí, era difícil (había murallas, hombres grandes, etc), pero no era imposible de ser conquistada. Los informes deben ser reales, no mentirosos. Debemos presentar informes ciertos.
3. Los informes negativos y mentirosos muestran baja autoestima. Los diez espías que "nadie conoce" dan un informe negativo, sencillamente porque se sentían menos que los demás. Sentían que eran como langostas, insectos (v.33). Baja autoestima. Trágico que los hijos de Dios se sientan inferiores a los demás por su estatura, condición social, económica, raza, etc.
Los informes son importantes. Hay una diferencia entre ser realista y ser pesimista. El realista destaca puntos fuertes y débiles. El pesimista solo destaca los puntos débiles con el objetivo de desanimar, desacreditar, etc.
¡Buen día!
PDT: Si te gustó o ayudó en algo no te olvides de darle LIKE y COMPARTIR con tus contactos y amigos. Dios puede obrar.

martes, 17 de noviembre de 2015

¿MURMURACIÓN CONTRA NUESTROS LÍDERES? - Números 12


La Biblia dice que "hablaron contra Moisés" por dos razones: (1) a causa de su esposa, por ser cusita y no israelita, y (2) por su liderazgo. Un líder estará siempre expuesto a las críticas más duras. Dios dijo que Moisés era el más manso de la tierra, y fiel (v.7). Solo con lo Dios dice de Moisés podríamos entender que, el pueblo siempre va a encontrar motivos "suficientes" para hablar mal de sus líderes. Bajo el "argumento" de que las críticas pueden ser constructivas, olvidamos que hablar a espaldas no es sano ni cristiano. Jesús nos enseñó claramente cómo tiene que ser hecho (Mat.18).
Alguno puede decir: "Está bien. Aarón y María actuaron mal porque Moisés era un líder que hacía la voluntad de Dios. Pero mi pastor o mis líderes son muy diferentes a Moisés... hacen cosas fuera de lugar. Son desobedientes y no inspiran. Tengo motivos más que suficientes". ¿Qué nos diría David? David, quien era el rey ungido por Dios y que tuvo que esperar 20 años para ser rey de todo Israel, porque Saúl no quería dejar el trono. David pudo matar a Saúl, pero dijo palabras que hasta ahora calan en lo más profundo: "¡Que el Señor me libre de hacerle al rey lo que ustedes sugieren! No puedo alzar la mano contra él, porque es el ungido del Señor" (1 Sam.24:6).
Un viejo profesor decía: "Aunque el líder sea una tusa (del maíz), debemos respetarlo porque Dios lo puso". No escribo esto porque soy pastor. No. Dios tiene una consideración especial por sus siervos. A pesar de que sus siervos muchas veces no sean tan siervos, igual, Dios pide que sus líderes sean considerados como tal. ¿Tus líderes andan mal? ¿Ya oraste con ellos? ¿Ya le has dicho personalmente y con amor su mal proceder? No ayudas si hablas a sus espaldas. Te dañas a ti, le dañas a él, y dañas la obra.
Los líderes también necesitan de nuestras oraciones...
PDT: Si te gustó a ayudó en lago no olvides e darle Like y Compatir con tus contactos y amigos. Dios puede obrar!

lunes, 16 de noviembre de 2015

EL PELIGRO DEL DESCONTENTO Y LA QUEJA - Números 11


¿Cambiarías una bendición por una maldición? Tendríamos que preguntarle al pueblo de Israel que, sin importarle la presencia de Dios, en forma rebelde comenzaron "a quejarse a oídos de Jehová" (v.1). No sé si puedes notar el detalle: Dios estaba en medio de ellos (Exo. 25:8) y a ellos les importaba poco. Como una novia que habla "maravillas" de su ex novio, el pueblo de Israel hablaba "maravillas" de su vida en Egipto. Destacando y añorando la comida de Egipto, menospreciaban los milagros de Dios: El Maná, el Pan de cielo.
¿Cambiarías una bendición por una maldición? Hacemos eso cuando movidos por la presión del grupo (de extranjeros espirituales) nos volvemos quejumbrosos, criticones y malagradecidos. Hacemos eso cuando recordamos "lo bonito" de la vida lejos de Dios y nos olvidamos de lo desgraciado que éramos en Egipto. Hacemos eso cuando por "placer" estamos dispuestos rechazar el "pan de cielo" (Cristo).
¿Vives descontento de tu fe? ¿Quisieras volver a tu vida sin Cristo? Y tú me puedes decir: "No pastor, ¿cómo puedes hacer esa pregunta fuera de lugar?". Muchos cristianos, descontentos por la vida que propone la Biblia para aquellos que quieren ir a Canaán se van del redil. Y si no se van se quedan para hacer la vida de cuadritos a sus líderes (como a Moisés). Esos cristianos no permiten que la iglesia avance.
La Biblia dice que la presencia de Dios se convirtió en fuego que consumió uno de los extremos del campamento. Dios es amor, pero también es justo. Y dará a sus hijos lo que les corresponde. ¿Cambiarías bendición por maldición? ¿El amor de Dios por el fuego consumidor?
Buen día.
PDT: Si te gustó o ayudó en algo no olvides de darle LIKE y COMPARTIR con tus contactos. Dios puede obrar.

viernes, 13 de noviembre de 2015

LECCIONES SOBRE EL MINISTERIO - Números 8


Dios es Santo, y su obra también; por ello requiere de hombres santos. Y santidad no tiene que ver con impecabilidad o perfección, sino con el vivo y ardiente deseo de hacer la voluntad de Dios, cada día, cada hora y segundo. Veamos algunos detalles respecto a la consagración al ministerio:
· Antes de ir a las personas, debe ir a Dios (vrs. 5-13)
· Implica estar separado de lo mundano, no del mundo (vrs.14-22).
· Tiene inicio, pero no tiene fin (23-26).
Solo un detalle: El peor error de la iglesia es creer que solo sus líderes o pastores tienen que vivir una vida así. Dios nos llama a vivir en santidad independientemente de nuestro cargo, responsabilidad u oficio. Recuerda que todos somos "linajes escogido y real sacerdocio" (1Ped.2:9).
¡Feliz día!
Pr. Heyssen J. Cordero Maraví
PDT: Si te gustó o ayudó en algo, no olvides de darle LIKE y COMPARTIR con tus amigos y contactos. ¡Dios puede obrar!

jueves, 12 de noviembre de 2015

¿OFRENDAS? DIOS LO SABE... - Números 7


"Y Jehová dijo a Moisés: Ofrecerán su ofrenda, un príncipe un día, y otro príncipe otro día, para dedicación del altar" (Números 7:11).

¿Sabías que Números 7 es el segundo capítulo más largo de la Biblia? En 89 versículos narra cómo en 12 días consecutivos, los doce príncipes de Israel "ofrecieron" ofrenda a Dios.
Es interesante es notar que los 12 príncipes entregaron lo mismo. Me pregunto, ¿no puedo Moisés ahorrarse líneas y decir "y los 12 príncipes entregaron la siguiente ofrenda: ... durante 12 días consecutivos"? Pues no, porque el Espíritu Santo inspiró a Moisés a escribir de manera cuidadosa cada detalle, nombre por nombre, la cantidad y las características de las ofrendas. Y es que debemos recordar que todo lo que hagamos acá, lo conoce Dios, y anota. Puede parecer monótono, repetitivo, pero el asunto es claro: Dios toma nota de todo lo que le das, con nombres y detalles.
¿Qué es la ofrenda? Es renunciar al yo. El diezmo es devolver a Dios lo que le pertenece. Las ofrendas Dios te los ha dado, y esto que es tuyo, voluntariamente lo entregas a Dios. Entregando lo tuyo a Dios rompemos el egoísmo de nuestras vidas. Quebrantamos el amor al yo, y exaltamos el nombre de Jesús. Es por ello que, Pablo diría que nos presentemos como sacrificios vivos (Rom.12:1) porque solo los que morimos al yo cada día podremos entregar ofrendas para el sostén de la obra de Dios. Antes no. No será sencillo ni fácil para una vida que no ha muerto al yo, le parecerá ilógico, descabellado y hasta loco.
¡Buen día!


PDT: Si te gustó o ayudó en algo no te olvides de darle LIKE y COMPARTIR con tus amigos y contactos. Dios puede usar éstas líneas.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

BENDICIÓN SACERDOTAL - Números 6


La bendición sacerdotal, conocido como el padre nuestro del Antiguo Testamento, tiene tres frases que inician con el nombre de Dios: "YHWH", esto es "Jehová" . Para los judíos es un misterio, pero para nosotros, es una muestra más de la deidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) bendiciendo a sus hijos:
DIOS PADRE (v.24).
1. "Jehová te bendiga" - Dios es la fuente de bendición. El Padre bendice, da. Dio a su Hijo por amor a este mundo pecador (Jn.3:16).
2. "Y te guarde" - No solo te bendice sino que te cuida y protege. Es el Protector y es por ello que no debes temer (Sal.27:1,3).

DIOS HIJO (v.25).
1. "Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti" - Jesús es la luz del mundo (Jn.8:12) y el que lo siga no vivirá en tinieblas. Jesús te ofrece "iluminarte" como lo hace el sol cada día.
2. "Y tenga de tu misericordia" - Misericordia también puede ser traducida como "gracia". Y Cristo nos ofrece esa gracia para ser salvos (Ef.2:8). Y levantarnos si hemos caído (2Tim.2:1).

DIOS ESPÍRITU SANTO (v.26).
1. "Jehová alce sobre ti su rostro" - Esconder su rostro significa no aprobar, estar disgustado y desagradado (Sal.30:7). El Espíritu Santo se agrada, no está triste (Ef.4:30). Es el Espíritu Santo quien obra en la santificación.
2. "Y ponga en ti paz" - La paz el un fruto del amor, y el amor es un fruto del Espíritu Santo (Gal.5:22). Y es que la paz es obra divina. No hay paz sin Dios (Is.26:3,16).

La bendición sacerdotal es para ti y para mí. Pedro dijo que somos "real sacerdocio" (1Ped.2:9) y como tal, la bendición es también para hoy. Una bendición que nos muestra el amor del Padre, la gracia de Jesús y la comunión del Espíritu Santo.
¡Un buen pensamiento para iniciar el día!


PDT: Si te gustó o ayudó en algo, no te olvides de darle LIKE y COMPARTIR con tus amigos. No sabes cómo puede usar Dios cada palabra.

martes, 10 de noviembre de 2015

DISCIPLINA ECLESIÁSTICA - Números 5


"Jehová mandó a Moisés, diciendo: Manda a los hijos de Israel que echen del campamento a todo leproso, y a todos los que padecen flujo de semen, y a todo contaminado con muerto" (Números 5:1, 2).

Los inmundos, tales como los leprosos y demás, debían ser "echados" del campamento. Hombres y mujeres debían ser "echados" para que no contaminen el campamento. ¿Por qué? El principio básico era, por salud. Los "inmundos" debían estar en cuarentena para no contagiar con algún mal a sus vecinos, amigos y familiares.
No ayudamos a nadie, ni al pecador ni a la iglesia, haciéndonos "los de la vista gorda". Creyendo que así vamos a evitar resentimientos, apostasía, etc.
La disciplina eclesiástica tiene el propósito de que los culpables sean movidos a comprender su peligrosa situación y sientan su necesidad de arrepentimiento y contrición, por ello Pablo dice: "entreguen a ese hombre a Satanás" y luego dice, "a fin de que sea salvo" si vuelve a Cristo y se arrepiente (1 Cor.5:5).

Nuestra compasión aparente podría hacernos decir: "pobrecito, si lo disciplinamos quizás se resiente y nunca más vuelva a la iglesia. Al menos así siquiera viene a la iglesia". Pablo es claro en decir que "un poco de levadura fermentada malogra toda la masa" (1 Cor.5:6). Nosotros diríamos: "una manzana podrida pudre todo el cajón". No hay bendición en la iglesia cuando a sabiendas permitimos que haya entre nosotros transgresión continua a la ley de Dios.
Gracias a Dios hay pasos que Jesús mismo nos lo enseñó en Mateo 18. Jesús ama al pecador pero no aprueba su pecado. Y si cometemos errores y la iglesia tiene que disciplinarnos debemos recordar que es para nuestro bien.
Buen día!

PRIVILEGIOS y RESPONSABILIDADES - Números 4


"Como lo mandó Jehová por medio de Moisés fueron contados, cada uno según su oficio y según su cargo; los cuales contó él, como le fue mandado" (Números 4:49).

No todos podían trabajar directamente en el Santuario de Dios. Ese privilegio solo lo tenían los levitas mayores de 30 y menores de 50 años. Cada levita tenía funciones y limitaciones (sería bueno considerar cuán importante es saber qué puedo hacer y qué no). Y es que para trabajar en el ministerio se necesita: Llamado, obediencia, madurez y vigor.
Los coatitas, gersonitas y meraritas, tenían cada uno de ellos, responsabilidades y privilegios definidos. Cada uno hacía la parte que le correspondía. Algunos trabajaban en el el santuario, otros con las cortinas y otros, con las estructuras. Nadie se sentía mal. Nadie era menos ni más.
Fuimos llamados por Dios para un trabajo especial, es un privilegio enorme que demanda responsabilidades aún mayores. ¡Cumple tu ministerio! (2 Tim.4:5).
¡Grandes bendiciones!

LA IMPORTANCIA DEL LIDERAZGO - Números 3


"Estos son los nombres de los hijos de Aarón. Sacerdotes ungidos, a los cuales consagró para ejercer el sacerdocio" (Números 3:3).

Las doce tribus de Israel formaban y marchaban de manera organizada y en orden porque tenían líderes (los levitas: gersonitas, coatitas y meraritas) organizados y ordenados. Así de sencillo. Dime cómo están tus líderes y te diré como está tu pueblo. El pueblo de Israel tenía líderes que seguían la dirección de Dios, por ello el pueblo marchaba en orden y con disciplina.

No hay iglesias que marchen bien si sus líderes marchan mal. Sobre los peligros de un liderazgo pobre, Elena G. de White destaca: "Todo el cuerpo está enfermo por causa de la mala administración y cálculos errados" (Liderazgo cristiano, p. 9). El éxito o fracaso de un pueblo/institución/iglesia tiene que ver con liderazgo en un 70%. Es por ello que Dios consagró a la tribu de Leví para una labor especial.

¡Dios los bendiga!


ORDEN y DISCIPLINA PARA IR A CANAÁN - Números 2


"Los hijos de Israel acamparán cada uno a su bandera, bajo las enseñas de las casas de sus padres; alrededor del tabernáculo de reunión acamparán" (Números 2:2).

El pueblo de Dios debe aprender a marchar en orden y con disciplina si desea llegar a Canaán. Todo lo que Dios hizo en el desierto para con su pueblo, tenía el propósito de prepararlos para morar en la tierra prometida, Canaán. Y es que no podemos pretender morar en un lugar de orden si somos desordenados.

"La multitud que salió de Egipto ya se había convertido en un ejército disciplinado en marcha, con sus miembros agrupados según tribus, clanes y familias. Los cap. 1 y 2 nos hablan de las dimensiones y la disciplina israelita. El centro de atención era el tabernáculo, el lugar de morada de Dios. Jehová estaba en medio de ellos (Deut.4:7; 23:14; Sal.78:52,53; cf. Rom.8:31)" (CBA, p. 1:846).

Lo mismo para las iglesias. Elena G. de White destaca: "Al Señor no le agrada la actual falta de orden y exactitud entre los que manejan negocios relacionados con su obra" (Obreros evangélicos, p. 475). ¿Podía el pueblo ir a Canaán en un abrir y cerrar de ojos por el poder de Dios? Claro que sí, pero Dios quiere que sus hijos aprendan a vivir en la tierra como vivirán en el cielo, y esto, también tiene que ver con orden.

Dios te bendiga!


LO CONTADO PUEDE SER ADMINISTRADO - Números 1



"Tomad el censo de toda la congregación de los hijos de Israel por sus familias, por las casas de sus padres, con la cuenta de los nombres, todo los varones por sus cabezas. De veinte años arriba, todos los que pueden salir a la guerra en Israel, los contaréis tú y Aarón por sus ejércitos" (Números 1:2, 3).

Lo que no puede ser contado no puede ser administrado. El pueblo de Israel salió de Egipto rumbo a Canaán y Dios quería que el pueblo sea contado. Claro que Dios sabía cuántos eran los que habían salido de Egipto, pero quería que sus líderes sepan cuántos son a fin de que estén preparados para una eventual guerra. "La enumeración y clasificación de los varones fue una medida atinada para asegurar el orden del campamento y de la marcha" (CBA, 1:842).

Una iglesia que conoce cuántos miembros tiene, cuántas familias hay, así como sus nombres y apellidos, es una iglesia que sabe lo que tiene, lo que necesita y sabe a dónde quiere ir. Existe una corriente que considera a los censos como absurdos en asuntos espirituales, diciendo que lo que importa es que los nombres estén escritos en libros del cielo y no en libros de papel aquí en la tierra. Este pensar, sin duda alguna, es una medida extremista que no permite que la iglesia marche en orden y disciplina. 

Somos llamados a trabajar en pro de una iglesia contada, censada para que la marcha sea ordenada y lleguemos a nuestro destino: Canaán celestial.



SOLO LOS LIBRES PUEDEN COMER SEGÚN LA BIBLIA - Levítico 11


"Porque yo soy Jehová, que os hago subir de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios: seréis, pues, santos, porque yo soy santo" (Lev.11:45).

En Egipto, los Israelitas, comían de todo. La razón era sencilla, eran esclavos, y los esclavos no comen lo que quieren sino lo que sus amos desean. Los esclavos no podían elegir su comida, le guste o no, le haga daño o no, si el amo quería, los esclavos simplemente debían obedecer.
Sin embargo, no todo lo que Dios creó servía para comer. El plan original de Dios era que sus hijos, tal como Adán y Eva en el Edén, coman frutos, verduras y granos (Gn.1:29). No obstante, la Biblia enseña que después del diluvio Dios dio licencia de comer animales porque no había alimento suficiente en la tierra a causa de la inundación. Es por ello que en adelante se puede notar a los hijos de Dios comiendo carne, pero no cualquier carne, sino las permitidas por Dios, y desechando toda carne inmunda.
En su llegada a Egipto, y su vida como esclavos los israelitas olvidaron los principios de salud diseñados por Dios, y aunque hubieran querido cambiar su estilo de vida y alimentación, no habrían podido porque ellos eran esclavos y los esclavos no escogen su alimento. La alimentación de los israelitas era diseñada ahora por ellos egipcios. Los egipcios (sus amos) escogían qué comer y no comer.
El capítulo hoy presenta una lista de alimentos que Dios permite comer al pueblo de Israel y otra que no debe comer ni tocar, todo ello por asuntos de salubridad. Y es que Dios como nuestro creador sabe lo que es mejor para nosotros y lo que nos hace daño. Pero no sólo por asuntos de salud sino que el verso que estamos meditando habla de santidad, de santificación; es decir de algo más especial, más delicado.
Dios es Santo y quiere que sus hijos sean santos hasta en la alimentación. Esto es por salud, sí, pero también lo es por relacionamiento con Dios, porque somos templo del Espíritu Santo (1Cor.3:16, 17). Y la explicación más lógica es porque si tú eres libre, si tú saliste de Egipto por mano de Dios ya no puedes comer lo que en Egipto comías. En Egipto comías por tu vida de esclavo, ahora eres libre, Dios te libertó para que seas santo, separado por Dios para un uso santo, una vida santa. Santos no porque no vayamos a pecar ni hayamos pecado jamás, sino porque decidimos vivir para y con Dios.
Sí tú aún no eres capaz de dejar alimentos que Dios no aprueba, es porque aún no eres libre, y si no eres libre, eres esclavo, y si eres esclavo haces caso a tu amo. Satanás el enemigo de Dios quiere que tú seas enfermo, que no tengas salud y que vivas lejos de la presencia divina. No hay que darle lugar. Recuerda que sólo los que han sido liberados por Dios de Egipto pueden tener una alimentación como Dios nos muestran en su Palabra.
Hoy es un buen día, a Dios le importa tu salud y tu vida. Si has sido libertado de Egipto, si has abandonado la vida de esclavos, comerás y vivirás de manera santa, para Dios.
Buen día!

TODA ADORACIÓN TIENE SU CONSECUENCIA - Levítico 10


"y ofrecieron delante de Jehová fuego extraño, que él nunca les mandó. Y salió fuego de delante de Jehová y los quemó, y murieron delante de Jehová" (Lev.10:1, 2).

La regla, "El orden de los factores no altera el producto" es válido en las matemáticas, pero en la vida cristiana, no. En la adoración a Dios jamás. Dios nos ha mostrado detalles explícitos de cómo quiere ser adorado. Y ningún hombre que desobedece a Dios puede quedar ileso. Y es que todo acto contra la voluntad de Dios tiene consecuencias tristes.
Nadab y Abiu eran sacerdotes del templo de Dios. Eran líderes religiosos y de culto a Jehová, pero un día tomaron en poco ese privilegio, y por costumbre quizás, creyeron que podían innovar, ser creativos y proponer un tipo de adoración distinto. Esto, por supuesto fue abominable a los ojos de Dios. Por su "nueva propuesta", su " culto innovador " ambos líderes religiosos murieron.
Me quedan dos lecciones a considerar seriamente: (1). A Dios le importa el fondo, pero también la forma. Dios ha dado en forma explícita el cómo quiere ser adorado. Cuidado con nuestra mente "creativa" que puede ser destructiva. (2) Toda adoración tiene su paga, tú y yo seremos juzgados por el mismo ADORADO y él determina si tu adoración es correcta o no. Lo interesante es que su paga es con muerte como a los profetas de Baal (1Rey.18) y a los siervos de Nabucodonosor (Dan.3).
Hoy es un nuevo día. Adoremos a Dios como sacrificio vivo y agradable a Dios (Rom.12:1). Que todo lo que hagamos, digamos y pensamos sea como Dios quiere, a través de su Palabra.
Buen día!

jueves, 8 de octubre de 2015

OBEDIENCIA, EFECTO NATURAL DE LA FE Y EL AMOR - Éxodo 39


“En conformidad a todas las cosas que Jehová había mandado a Moisés, así hicieron los hijos de Israel toda obra. Y vio Moisés toda la obra, y he aquí que la habían hecho como Jehová había mandado; y los bendijo” (Éxodo 39:42, 43).

Los grandes hombres de la Biblia, llegaron a ser llamados así, no por su estatura, talento, habilidad, conocimiento y experiencia. Todos los hombres que Pablo presenta en la galería de la fe, tienen como común denominador: LA OBEDIENCIA. Y es que tú puedes tener muchos talentos, experiencia, habilidades, conocimiento, etc., pero si no eres obediente a la Palabra de Dios eres como un cuerpo sin vida, esto es fe. Santiago diría: “Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma” (Stg.2:17). En otras palabras, solo llego a ser un hombre obediente por fe. Si tengo fe, seré obediente; y si soy obediente es porque tengo fe. ¿Qué tal? Veamos  por ejemplo a algunos:
  • A Noé se le dijo que construya un arca pues habría un diluvio (jamás hubo lluvia ante de eso), y Noé obedeció. No cuestionó ni argumentó, no pidió explicaciones, simplemente obedeció. La Biblia dice de él: “He hizo Noé conforme a todo lo que mandó Jehová” (Gen.7:5).
  • A Abraham, se le dijo que abandone su tierra y su familia para ir a una tierra que Dios le mostraría. Abraham no preguntó la dirección exacta, si hay agua, luz, viáticos, etc. La Biblia dice de él: “Y se fue Abram, como Jehová le dijo” (Gen.12:4).

Los casos anteriores son una muestra de que la obediencia es causada por la fe. Y todos los que fueron obedientes son considerados en la galería de la fe que Pablo presenta (Heb.12).

Por lo tanto, al leer el texto de hoy,  podemos notar que para Dios es importante que sus hijos sean obedientes a TODO lo que él manda. Después de seis meses de construcción del santuario, finalmente la obra acabó. Y al ver que todo lo que Jehová había dicho que se haga, se hizo, Moisés bendice a su pueblo; tal y como Dios lo hizo al ver la creación “buena en gran manera” (Gen.1:22, 28, 31). Moisés se alegra y bendice al pueblo porque fue obediente. Hace algunos meses habían sido rebeldes contra Dios, hicieron lo malo, pero se arrepintieron, y Dios les había dado una nueva oportunidad.

¿Te imaginas que se diga de ti, de tu familia e iglesia así: En conformidad con todo lo que Jehová mandó, así lo hicieron? Nos ahorraríamos lágrimas, tristezas, decepciones y problemas si tan solo aprendiéramos a hacer todo lo que Dios nos dice que hagamos. Ser obedientes a Dios no es una tarea sencilla, tiene que ver con la fe, y la fe viene por el oír la Palabra de Dios (Rom.10:17). Finalmente, Jesús dijo: “Si me amáis guardad mis mandamientos” (Jn.14:15), esto es obediencia, y es producto del amor.

Hoy es nuevo día. Dios desea que seamos obedientes, y esto será una realidad si desarrollamos la fe y el amor. La pregunta es, ¿cómo? Conectados cada día con Jesús: “Separados de mí nada podéis hacer” (Jn.15:5).

Buen día.

PD: Si te sirvió o ayudó en algo, no olvides de darle me gusta y compartir con tus amigos.
Sígueme en:
Twitter @HeyssenCordero

¡Dios te bendiga mucho! 


miércoles, 7 de octubre de 2015

OBEDIENCIA, LA MARCA DE UN SIERVO DE DIOS - Éxodo 38


“Y Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá, hizo todas las cosas que Jehová mandó a Moisés” (Éxodo 38:22).

Había muchos hombres capaces de hacer la obra que Bezaleel hizo, como escultor y artista en el santuario, pero ninguno de ellos fue llamado, sino Bezaleel. ¿Por qué? La razón es simple, podían ser talentosos, capaces, expertos y hasta “mejores” que Bezaleel. No obstante, no eran obedientes. Y es que para ser un obrero, un siervo de Dios hay que ser obedientes.

Un siervo de Dios, es un “esclavo”, puede parecer humillante, no lo es. Pablo se presentaba como el  δούλος του Ιησού Χριστού “esclavo de Jesucristo” (Rom.1:1). ¿Quién era un esclavo? Alguien que vivía para el servicio de su amo, y Pablo dejó su vida “sauliana” para ser “esclavo de Jesucristo”. Ya no vivía para él sino Cristo (Gal.2:20). Bezaleel era un siervo de Dios porque de él dice la Biblia: “hizo todas las cosas que Jehová mandó” (Exo.38:22), esto es realmente inspirador. Para ser siervo de Dios no solo debemos tener talentos, dones, capacidades y aptitudes, sino que debemos estar dispuestos a hacer todo lo que Jehová mandó. Todo lo que Jehová mandó. Puede parecer sencillo, pero es más difícil de lo que parece.
 
Todo lo que Jehová mandó implica, TODO. Nos encontramos en situaciones donde nos sentimos inclinados a hacer una parte del todo. Decimos, “yo puedo hacer esto y aquello, pero eso…eso lo dejo para otros”. He escuchado algunas veces decir: “Heme aquí, envíame a mí…pero con estas condiciones…”. El siervo de Dios hace TODO lo que Jehová manda, sin buscar lo que le gusta o le conviene. Vivimos en tiempos donde la gente dice llamarse cristianas, hijos de Dios, siervos de Dios y no aceptan TODO lo que Dios dejó en su Palabra; argumentando que no TODO es para hacer ahora, que hay cosas que eran para el Antiguo Testamento, y que hoy, somos siervos light.
 
Finalmente, somos siervos de Dios, trabajamos para Él, no para hombres. El verdadero y mejor modelo de siervo a seguir es Jesús, el Cristo (Ef. 2:7) y no podía estar tranquilo hasta terminar la obra que le había sido encomendada a cumplir (Jn.4:34). Jesús nos enseña que ser siervo de Dios consiste en hacer la voluntad de Dios cabalmente.

Hoy es un nuevo día, ¿quisieras ser un siervo de Dios? Entonces vayamos y hagamos TODO lo que Jehová nos mandó. Seamos obedientes a todo lo que Él nos dejó en su Palabra.

PD: Si te sirvió o ayudó en algo, no olvides de darle me gusta y compartir con tus amigos.
Sígueme en:
Twitter @HeyssenCordero

¡Dios te bendiga mucho! 


lunes, 5 de octubre de 2015

SABIOS DE CORAZÓN PARA HACER LA OBRA DE DIOS - Éxodo 36


“Y Moisés llamó a Bezaleel y a Aholiab y a todo varón sabio de corazón, en cuyo corazón había puesto Jehová sabiduría, todo hombre a quien su corazón le movió a venir a la obra para trabajar en ella” (Éxodo 36:2).

Una obra santa, requiere de hombres santos. Se construiría el santuario y como tal, los que habrían de participar como protagonistas en su edificación, debían tener como característica principal: Un corazón sabio; y esto es solo posible por la gracia de Dios. Es Dios quien da la sabiduría (Prov.2:6).
Para hacer la “obra de Dios” se necesita sabiduría, así lo vemos también en la construcción del templo más hermoso que Dios tuvo. Salomón pidió sabiduría (1 Rey. 3:3-15) y solo así, pudo construir el templo a Jehová, que le fue negado a David (a pesar de que David tenía todas las intenciones, Dios no le permitió construir el templo). Bezaleel y Aholiab eran sabios porque Dios había puesto sabiduría en sus corazones, no fue por casualidad; fue por acción divina.

¿Por qué es necesario sabiduría para hacer la obra de Dios? Porque no es una obra común. Es una obra divina. Por lo tanto, si es una obra divina, se necesita trabajar en ese nivel, siendo usados por Dios para hacer una obra delicada. Así lo vemos en la construcción del santuario. No fueron personas comunes las que construyeron el tabernáculo, fueron hombres de corazón sabio.

En la actualidad Dios sigue llamando a hombres y mujeres como Bezaleel y Aholiab, hombres sabios de corazón, para hacer una obra sagrada. Jeremías diría: “y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con sabiduría y  entendimiento” (Jer.3:15 -NVI). La obra de Dios, ahora, no tiene que ver tanto con construcciones de templos (aunque deberíamos considerarlo seriamente) sino con la obra de evangelismo a toda criatura (Mat.28:19-20), y es necesaria que se haga con sabiduría. El texto de hoy finaliza diciendo: “todo hombre a quien su corazón le movió a venir a la obra para trabajar en ella” (Éxodo 36:2). Esto está clarísimo: Todo hombre sabio voluntariamente, como efecto natural querrá hacer la obra de Dios y trabajará en ella. Todo hombre sabio trabaja en la obra del evangelismo, ¿amén?

¿Eres un obrero sabio en la obra de Dios? ¿Crees que te hace falta sabiduría? Santiago  dijo: “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada” (Stg. 1:5 – RVR 1960). ¡Gracias a Dios! Él está dispuesto a darnos sabiduría de manera abundante.

Hoy es un nuevo día. Dios llama a hombres y mujeres sabios de corazón, personas que hayan recibido de Dios –directamente- sabiduría para hacer una obra sagrada. No hay sabios (según Dios) que se queden con los brazos cruzados. Todo obrero sabio, sale y va a trabajar en su obra, en la viña del Señor.

 Buen día!

PD: Si te sirvió o ayudó en algo, no olvides de darle me gusta y compartir con tus amigos.
Sígueme en:
Twitter @HeyssenCordero

¡Dios te bendiga mucho! 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...